Corea del Norte amenaza a Corea del Sur y EE.UU. con ataques nucleares "indiscriminados"

  • 7 marzo 2016
Misil de Corea del Norte Image copyright Reuters
Image caption En un comunicado, Corea del Norte dijo que "todas las provocaciones quedarán reducidas a mares de fuego y cenizas en un momento" (Foto de archivo).

Corea del Norte amenazó este domingo con lanzar ataques nucleares "indiscriminados" contra Corea del Sur y Estados Unidos, ya que a partir del lunes ambos realizarán maniobras militares conjuntas.

La amenaza fue difundida por la Comisión de Defensa Nacional del país asiático.

El aviso llega sólo días después de que el líder Kim Jong-Un ordenara que todo el arsenal nuclear del país estuviera listo para ser usado "en cualquier momento" tras las nuevas sanciones impuestas por Naciones Unidas.

La ONU amplió las sanciones por el test nuclear que Corea del Norte realizó en enero y el lanzamiento de cohetes el mes pasado.

Pyongyang ya emitió amenazas como la de este domingo en ocasiones anteriores.

La Comisión de Defensa Nacional describió los ejercicios militares anuales de Corea del Sur y Estados Unidos como "manifiestas maniobras nucleares de guerra" que amenazan la soberanía nacional del Norte.

Image copyright Getty
Image caption Las prácticas militares de Estados Unidos y Corea del Sur se prolongarán durante semanas.

"El ataque nuclear indiscrimnado mostrará claramente a aquellos que buscan la agresión y la guerra el coraje militar (de Corea del Norte)", dijo el comunicado publicado por la agencia oficial de noticias KCNA.

"Si pulsamos los botones para aniquilar a los enemigos, todas las provocaciones quedarán reducidas a mares de fuego y cenizas en un momento", agregó.

A pesar del éxito del lanzamiento de misiles de largo alcance, se cree que Corea del Norte está a años de desarrollar un misil balístico intercontinental capaz de alcanzar la costa de Estados Unidos, principal aliado del Sur.

Las maniobras militares entre los dos aliados comienzan el lunes y se prolongarán durante semanas.

En estas participan miles de soldados, algo que Pyongyang considera una provocación. Seúl y Washington insisten en que sólo son ejercicios defensivos.

Las tensiones han aumentado en la península desde el test nuclear del Norte el 6 de enero.

Contenido relacionado