Los problemas en América Latina de CAMCE, la empresa china detrás del escándalo de la exnovia de Evo Morales

Camce en Venezuela Derechos de autor de la imagen CAMCE
Image caption Planta termoeléctrica El Vigía, construida por Camce en Venezuela. Foto tomada del sitio oficial de la empresa.

La empresa china de ingeniería y construcción CAMC Engineering Co. Ltd. (CAMCE) tiene presencia en Asia, África, América Latina y Europa del Este.

En Latinoamérica se empezó a abrir camino con oficinas en Cuba, Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Ecuador, el llamado "eje bolivariano", sin embargo tiene problemas en los dos últimos países.

En Bolivia, la compañía se encuentra en aprietos después de que un caso de presunto tráfico de influencias involucrara a su exgerente comercial Gabriela Zapata, quien además fue novia del presidente Evo Morales entre 2006 y 2007.

En Ecuador, CAMCE es investigada por la Contraloría a raíz de la ejecución de unos contratos de construcción por presuntas subcontrataciones no autorizadas y supuestos manejos económicos irregulares.

La compañía china, señala su página web, realiza tareas en "las areas de la ingeniería industrial, agrícola, hidráulica, eléctrica y de transporte".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Gabriela Zapata Montaño fue pareja de Evo Morales entre 2006 y 2007 y trabajó como gerente comercial de CAMCE Bolivia en 2013.

Las licitaciones que CAMCE se adjudicó en Bolivia y Ecuador en los últimos seis años superan, en ambos casos, los US$500 millones.

Sus representantes legales señalaron que no darán versiones a medios de comunicación y que se limitarán a esperar a que los casos se esclarezcan en los procesos judiciales abiertos.

Varias solicitudes de entrevista de BBC Mundo a las subsidiarias en Bolivia y Ecuador, así como a la central en China no tuvieron respuesta.

En todo momento, la CAMCE ha negado responsabilidad en los presuntos casos de incumplimiento de obligaciones, tráfico de influencias y contratos irregulares.

Bolivia

Lo que comenzó como una denuncia periodística terminó en una triple investigación.

Una a cargo de una comisión especial de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia (Congreso), otra del Ministerio Público y una más de la Contraloría General.

CAMCE

  • - En América tiene presencia en Bolivia, Cuba, Ecuador y Venezuela, el llamado "eje bolivariano".

  • - En Bolivia es investigada por la Asamblea Legislativa, la Contraloría y el Ministerio Público.

  • - Medios ecuatorianos reportaron que la Contraloría de ese país también investiga algunos contratos de CAMCE con instituciones públicas ecuatorianas.

  • - Además de América también tiene presencia en países de Asia, África y Europa del Este.

El caso de Gabriela Zapata Montaño tiene todos los condimentos.

Se trata de una exnovia de Evo Morales con el que tuvo un hijo secreto en 2007, del cual todavía no se sabe con certeza si sigue vivo o falleció, como se dijo en un primer momento y después se negó.

CAMCE trató de mantener distancia y rompió la relación laboral con Zapata, sin embargo ya la atención estaba enfocada en si la empresa china se había beneficiado de alguna forma por tener a una expareja del presidente de Bolivia en su planta directiva.

Así fue como, en las últimas semanas, periodistas y políticos de oposición comenzaron a realizar denuncias por presuntas irregularidades en varios contratos que firmó CAMCE con entidades públicas de Bolivia en varios rubros.

Desde el principio, el gobierno de Bolivia negó haber favorecido a la compañía en licitaciones, sin embargo reconoció que su presencia en ese país se vio beneficiada de alguna forma gracias a la deuda externa que los bolivianos contrajeron con China.

Así lo explicó el lunes el vicepresidente Álvaro García Linera.

"Los créditos que vienen de países siempre vienen amarrados con sus empresas. El crédito chino, al igual que el crédito alemán, brasileño o cualquier otro, viene acompañado de que venga con una empresa de ese país", explicó en conferencia de prensa.

La deuda externa de Ecuador y Bolivia con

China

  • Ecuador: China es el principal acreedor de Ecuador con una deuda de US$5.466 millones, por encima de los compromisos de ese país con el BID y la Corporación Andina de Fomento.

  • Bolivia: China representa el 76% de la deuda bilateral boliviana y recientemente se firmó un compromiso por un nuevo crédito de US$7.000 millones.

Según el gobierno boliviano, las inversiones chinas y rusas se encuentran bajo ataque de "medios de comunicación y opositores" en un intento "orquestado por Estados Unidos" para combatir la presencia financiera de esos países en Bolivia.

"La diversificación de nuestras fuentes de financiamiento genera malestar a ciertos países. Por eso no es casual la campaña sistemática contra créditos de China y de Rusia", dijo García Linera.

El diputado oficialista Manuel Canelas, parte del comité investigador, señaló a BBC Mundo que se investigará a todas las instituciones del Estado que tuvieron contratos con CAMCE "para determinar si existió un supuesto uso indebido de influencias".

El parlamentario añadió que la compañía ya se encuentra sancionada por inclumplimiento y "por lo tanto tiene prohibición de tener algún contrato en el país entre dos a tres años".

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El presidente boliviano pidió a los medios que no vuelvan a preguntarle más de Gabriela Zapata y dejó el caso CAMCE "en manos de la justicia",

El senador oficialista Milton Barón, también miembro de la comisión que investiga a la compañía, afirmó que no fue el gobierno de Evo Morales la que propicio la llegada de CAMCE a Bolivia y responsabilizó a los gobiernos predecesores.

"Después, nuestro gobierno continuó estas adquisiciones mediante esta empresa porque el acuerdo marco bilateral entre la China y Bolivia así lo estableció. Lamentamos que la oposición mienta, ellos tienen la información. Lo que la oposición hace es hablar sin revisar los documentos", señaló el senador.

Medios de comunicación bolivianos, como el diario El Deber, reportaron que la empresa china decidió no dar entrevistas ni declaraciones desde la semana pasada.

---------------------------------------------------

Negocios en Venezuela y Cuba

En 2013, el ministerio del Poder Popular parala Agricultura de Venezolana suscribió cartas de intención y acuerdos con CAMCE para proyectos relacionados al desarrollo agropecuario, soberanía alimentaria y la adquisición de complejos industriales azucareros, al igual que sucedió en Bolivia con la planta azucarera de San Buenaventura, en La Paz.

Desde 2015, CAMCE también se encarga de proyectos de construcción de plantas energéticas y cables conductores de energía para Venezuela.

La compañía china tiene tres oficinas en Venezuela.

De acuerdo al sitio web de CAMCE, la compañía en Nicaragua participó en la construcción de refinerías, mientras que en Cuba tiene experiencia en proyectos energéticos.

-----------------------------------------------

Ecuador

El caso CAMCE tardó pocas semanas en expandirse de Bolivia a Ecuador, donde se conoció que la Contraloría investigaba a la empresa.

Según reportó el diario El Universal de Quito, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa reaccionó con una ironía cuando los medios comenzaron a indagar sobre la presencia de CAMCE en su país.

"Y ahora resulta que esa empresa (CAMCE) también ha tenido negocios en Ecuador, entonces ya van a sacar que yo tengo un hijo también, pues con esa señora (Gabriela Zapata). No sé qué van a sacar", afirmó Correa, según El Universal.

Se conoció que la Contraloría se encontraba revisando contratos que la empresa China ejecutó, entre ellos uno para la construcción de centros policiales en todo el país.

Derechos de autor de la imagen Ministerio de Seguridad de Ecuador
Image caption La CAMCE logró el contrato para la implementación de centros integrales de seguridad en todo Ecuador.

El diario El Universo informó que los auditores de la Contraloría visitaron obras y encontraron fallas, además la empresa china es investigada por realizar subcontrataciones sin autorización.

Además de centros policiales, CAMCE obtuvo contratos para la construcción de hospitales y parques.

CAMCE tiene US$634 millones en contratos adjudicados, según el diario ecuatoriano.

En varios actos públicos, ejecutivos de CAMCE y diplomáticos chinos destacaron la experiencia de la compañía en la realización de contrataciones externas y sus intenciones por consolidar su presencia en América.

Créditos y empresas chinas

Como señaló el vicepresidente boliviano, uno de los métodos con los que China abre las puertas a sus empresas es el condicionamiento de sus grandes créditos a cambio del ingreso de sus compañías.

El expresidente de la Asamblea Constituyente de Ecuador (2008), Alberto Acosta, explicó a BBC Mundo que "China salió de compras por el mundo en los últimos años" y que empresas como CAMCE aprovechan que Ecuador, Bolivia, Venezuela, Brasil o Argentina son países con potencial en recursos naturales.

Acosta señaló que entre 2009 y 2013 "parecía que el flujo de créditos chinos en Ecuador sería sostenido y sin mayores condicionantes. Estos créditos eran recibidos con los brazos abiertos por el presidente Correa, quien afirmaba que 'no hay límites para los créditos chinos'”.

El político disidente señala que aquella situación cambió en los siguientes años y desde entonces la gran cuestionante es cuáles son los condicionamientos que pone Pekín para sus créditos.

Ecuador y Bolivia son dos países que tienen a China como su principal acreedor.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Correa fue irónico cuando supo que comenzaron las investigaciones a CAMCE en Ecuador.

Según el ministerio de Finanzas ecuatoriano, el principal acreedor de ese país es China con US$5.466 millones, seguido por el Banco Interamericano de Desarrollo con US$4.204 millones y la Corporación Andina de Fomento con US$2.888 millones.

El caso de Bolivia es similar. China acapara el 76% de la deuda boliviana con otros países y existe un compromiso de un nuevo crédito de US$7.000 millones con el que Bolivia duplicará su deuda externa.

A pesar de ello, el vicepresidente García Linera aseguró que Bolivia se seguirá "endeudando de manera razonable" y aseguró que los capitales chinos así como los de otros países seguirán siendo bienvenidos.

Contenido relacionado