Autoridades en Venezuela anuncian hallazgo de cadáveres de mineros desaparecidos en Tumeremo

  • 14 marzo 2016
Luisa Ortega Díaz Image copyright Getty
Image caption La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, anunció que solicitarán nuevas detenciones por el caso.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, anunció el hallazgo de restos de los mineros desaparecidos en Tumeremo, estado Bolívar, en el sureste del país.

"Informo al país que hemos localizado los restos de las personas desaparecidas en Tumeremo", dijo la fiscal en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter el lunes.

Horas después Ortega Díaz confirmó que encontraron 17 cuerpos gracias a la información que entregaron testigos.

El 4 de marzo familiares denunciaron la desaparición de 28 trabajadores de las minas de oro de Tumeremo, una zona de minería ilegal.

La realidad de lo que pasó, sin embargo, sigue siendo incierta. Algunos altos funcionarios del gobierno apuntaron a que se trata de un enfrentamiento entre bandas.

Inicialmente, el gobernador de Bolívar, el oficialista Francisco Rangel Gómez, negó las denuncias sobre las desapariciones y dijo que se trataba de un "show mediático" de la oposición venezolana.

Image copyright Getty
Image caption La desaparición de los mineros fue denunciada por sus familiares.

Los familiares de las víctimas realizaron una serie de protestas durante varios días para exigir la actuación de las autoridades pues, según afirmaban, los mineros habían sido asesinados y arrojados en fosas comunes.

Este lunes, en una entrevista en el canal Globovisión, la fiscal Ortega confirmó que encontraron cuatro cadáveres en las selvas de El Callao, un área también minera en el mismo estado Bolívar.

La fiscal indicó que, según las investigaciones del Ministerio Público, el número de afectados por lo ocurrido es de 21 –en lugar de 28 como denuncian los familiares– y que las autoridades ya conocen la identidad de 18 de esas víctimas.

Tras la pista de los responsables

La fiscal Ortega anunció que este martes presentarán ante la justicia a una persona que está detenida.

También dijo que esta persona fue clave para que las autoridades obtuvieran parte de la información que les ha permitido avanzar en el caso.

Image copyright Reuters
Image caption Una importante ruta que une el sur de Venezuela con Brasil fue bloqueada durante varios días en protesta por la desaparición de los mineros.

Además señaló que solicitarán nuevas detenciones.

Las investigaciones se iniciaron el pasado 4 de marzo cuando un grupo de 28 mineros fue tiroteado por delincuentes que operan en las minas de oro de la zona, según relatos de supuestos sobrevivientes difundidos por diputados opositores.

Image copyright Getty
Image caption El gobierno de Venezuela ordenó militarizar la zona donde se produjeron las protestas por la desapariciones.

El viernes pasado, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González López, responsabilizó por lo ocurrido a un ciudadano identificado como Jamilton Andrés Ulloa Suárez, conocido como el Topo.

La prensa local ha señalado al Topo como presunto el líder de una banda criminal que se dedica a la explotación ilegal del oro.

La noticia se produjo semanas después de que el presidente Nicolás Maduro firmó una serie de acuerdos con 150 empresas chinas para explotar las reservas mineras del país en el estado Bolívar, que son consideradas de las más ricas del mundo.

Maduro firmó el llamado Arco Minero del Orinoco con el fin de hacer frente a la caída del precio del petróleo, la mayor fuente de ingresos del país.

----

Análisis, Daniel Pardo, BBC Mundo, Caracas

El sur del estado Bolívar, sobre todo en la frontera con Brasil, se convirtió en los últimos años en una "tierra de nadie" dominada por bandas armadas que controlan la explotación y distribución de minería ilegal.

Aunque el caso Tumeremo llamó la atención del país durante días, con frecuencia se reportan asesinatos en las minas, donde interactúan indígenas, militares, bandas armadas y mineros de diferentes nacionalidades.

El gobierno dice que está poniendo todo su empeño en esclarecer lo sucedido, pero muchos venezolanos desconfían de las versiones oficiales, que consideran distorsionadas con fines políticos.

Image copyright Reuters
Image caption Muchos venezolanos desconfían de las versiones oficiales de lo sucedido con los mineros.

Contenido relacionado