Brasil: juez suspende de forma cautelar el nombramiento de Lula como ministro

  • 17 marzo 2016
Lula y Dilma Image copyright Reuters
Image caption Lula tomó posesión como ministro de la Casa Civil, número 2 del gobierno.

Un juez federal de Brasil suspendió el nombramiento del expresidente brasileño Lula da Silva como ministro de Dilma Rousseff, en una decisión que fue apelada horas después por el propio gobierno.

El juez Itagiba Catta Preta Neto basó su decisión en el supuesto "riesgo de daño al libre ejercicio del poder judicial, de la actuación de la policía y del Ministerio Público" que implica que Lula sea ministro de la Casa Civil, lo que en otros países se conoce como jefe de gabinete o ministro de la Presidencia.

Al tomar este jueves posesión como ministro, Lula quedaba aforado al Supremo Tribunal Federal, único competente para investigar y juzgar a miembros del gobierno.

Lula estaría así fuera del alcance del juez federal Sergio Moro, el que lleva las actuaciones en el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

El expresidente es uno de los investigados por presunta corrupción en la causa de sobornos en Petrobras y enfrenta un pedido de prisión de fiscales de Sao Paulo.

Image copyright AP
Image caption El domingo cientos de miles de personas salieron a protestar contra el gobierno.

Desde Brasil se informó que la decisión del juez es una medida cautelar con efecto inmediato, que puede ser recurrida, algo que el gobierno ya hizo.

Según BBC Brasil, el fallo no tiene precedentes.

La resolución responde a una demanda presentada por partidos de oposición basándose en las causas abiertas a Lula por enriquecimiento ilícito, blanqueo de dinero y falsificación de documentos.

El juez considera también que el nombrambiento supone una "intervención directa" de la presidenta en asuntos del poder judicial "con traslado de la competencia".

"Y este sería el motivo único o principal de la actuación de la mandataria, alterar la competencia constitucionalmente atribuida a los órganos del Poder Judicial", señala la resolución.

"Al menos de forma hipotética, puede indicar el cometimiento o intento de delito de responsabilidad".

Esos delitos de "responsabilidad" son uno de los motivos por los que la Constitución permite realizar un juicio político con el objetivo de destituir al jefe de Estado.

Grabación

Este mismo jueves salió a la luz una grabación de una conversación entre Lula y Dilma que supuestamente prueba que el expresidente fue nombrado ministro para dificultar que fuera arrestado por el caso de corrupción por el que está siendo investigado.

La conversación, publicada por el juez Moro, Rousseff avisa a Lula de que le había enviado el documento de su designación como ministro para usarlo "en caso de necesidad".

El diálogo tuvo lugar el miércoles, el mismo día en que el expresidente aceptó ser ministro.

Image copyright AFP
Image caption La confirmación del nombramiento de Lula el miércoles fue recibido con protestas en varias ciudades del país.

___________

La conversación entre Rousseff y Lula:

-Rousseff: Hola.

-Lula: Hola.

-Rousseff: Lula, déjame decirte una cosa.

-Lula: Dime, querida.

-Rousseff: Lo siguiente, estoy mandando a "Bessias" (sic) junto con el papel para que lo tengamos y solo úsalo en caso de necesidad, que es el acta de investidura.

-Lula: Ah, está bien, está bien.

-Rousseff: Solo eso, espéralo ahí que está en camino.

-Lula: Está bien. Estoy aquí. Lo espero.

-Rousseff: ¿Vale? Chao.

-Lula: Chao querida.

__________

"Repudio total"

La mandataria aprovechó el acto de posesión de Lula para expresar su "repudio total e integral" a la divulgación de la conversación.

Rousseff además dijo que se tanto la grabación como la difusión eran algo "ilegal" y adelantó una investigación sobre el asunto.

Image copyright Getty
Image caption Brasil vive una de sus peores crisis políticas en décadas.

La presidenta explicó que en la conversación se refería a la posibilidad de que Lula no pudiera acudir a tomar posesión en Brasilia por la enfermedad de su esposa.

Para Rousseff, la divulgación de las grabaciones buscan crear un clima de conflicto social en el país. "Los golpes comienzan así", sentenció.

Juicio político

Y como "golpe" la presidenta ha calificado en reiteradas ocasiones el proceso de juicio político que impulsa la oposición en el Congreso.

Precisamente este jueves se espera que se retome ese proceso con el que buscan destituir a la presidenta.

La oposición acusa a Rousseff de haber maquillado ilegalmente la situación fiscal de Brasil antes de su reelección en 2014.