Capturan en Bruselas al principal fugitivo de los ataques de París, Salah Abdeslam

  • 18 marzo 2016
Momento en el que detienen a Abdeslam Image copyright AP
Image caption Momento en el que la policía belga detiene a Salah Abdeslam.

El principal fugitivo de los ataques de París de noviembre pasado, Salah Abdeslam, fue capturado este viernes por la policía belga en un barrio de Bruselas, según las autoridades.

Abdeslam, de 26 años, fue herido en una pierna durante el operativo, que tuvo lugar en el distrito de Molenbeek de la capital belga y en el que otras cuatro personas fueron detenidas.

Image copyright Press Association
Image caption Abdeslam era buscado por las autoridades practicamente desde el día del ataque.

Un portavoz de la Fiscalía belga dijo que otro de los arrestados está conectado también con los ataques de París.

Las otras tres personas son miembros de una misma familia que dio cobijo a Abdeslam.

El presidente francés, Francois Hollande, anunció que Francia pedirá a Bélgica la extradición de Abdeslam.

Según las autoridades, las huellas digitales de Abdesalam fueron encontradas el martes pasado en un apartamento allanado por la policía belga. En ese operativo murió un sospechoso, Mohamed Belkaid, y cuatro agentes resultaron heridos.

Image copyright EPA
Image caption La operación en Bruselas continúa tras el arresto de Abdeslam.

La policía considera que dos personas pudieron haber escapado el martes.

Más de 130 personas murieron en París el 13 de noviembre de 2015 por una serie de ataques coordinados revindicados por el grupo que se hace llamar Estado Islámico.

El mayor número de víctimas se presentó en el teatro Bataclan, donde se realizaba un concierto del grupo de rock estadounidense Eagles of Death Metal. Noventa personas murieron allí, entre ellas tres atacantes suicidas.

El más buscado de Europa

Se considera a Abdeslam como el sospechoso clave de los atentados de París. Era el hombre más buscado de Europa.

"Lo tenemos", escribió en Twitter Theo Francken, secretario de Estado de Asilo y Migración del gobierno belga.

Image copyright Reuters
Image caption Según una fuente policial, Salah Abdeslam (izquierda) fue herido en el operativo.

Abdeslam, nacido en Bruselas pero de nacionalidad francesa, había vivido en Molenbeek antes de los ataques del 13 de noviembre y las autoridades creen que regresó allí tras los atentados.

Su hermano Brahim murió en los ataques al detonar un cinturón con explosivos.

Molenbeek es un distrito de clase trabajadora de Bruselas y es considerado como una de las bases del extremismo islámico en Europa, según el diario francés Le Monde.

Se cree que Abdeslam regresó a Bélgica tras los atentados, cuya autoría reivindicó el autodenominado Estado Islámico.

En enero, la policía dijo que creía haber encontrado en Bruselas una fábrica en la que pudo haberse escondido Abdeslam. Allí encontró rastros de explosivos, tres chalecos caseros y una huella del sospechoso.

Image copyright AP
Image caption La policía belga realizó la segunda redada de la semana en busca de supuestos terroristas.

Todos identificados

La policía identificó a la mayoría de las personas que se cree que realizaron los ataques. Casi todos murieron durante los atentados y en las siguientes redadas policiales tanto en París como en Bruselas, donde vivían algunos de los autores.

Belkaid, el hombre que murió en la redada del martes, usó un documento de identidad falso con el nombre de Samir Bouzid para cruzar la frontera entre Austria y Hungría junto a Abdeslam y otra persona en septiembre del año pasado, según la Fiscalía belga.

Image copyright EPA
Image caption Abdeslam regresó al barrio de Moulenbeek, en Bruselas, donde había vivido antes de los ataques a París.

El documento falso se usó cuatro días después del ataque de París en una oficina de Western Union en Bruselas para enviar dinero a Hasna Aitboulahcen, al que los fiscales belgas consideran como el sobrino de Abdelhamid Abaaoud, considerado como el cerebro de los atentados.

Tanto Abaaoud como Aitboulahcen murieron durante una redada en el barrio de Saint-Denis, en París, día después de los ataques.

Contenido relacionado