El Papa llega a Instagram: ¿quiénes son los líderes mundiales más populares en las redes sociales?

  • 18 marzo 2016
Image copyright Getty
Image caption El Papa es uno de los líderes más influyentes en Twitter y ahora hace un pie en Instagram.

El papa Francisco debuta en Instagram, sumándose en la red social de las fotos con filtros y a una nutrida lista de celebridades como las cantantes pop Taylor Swift y Beyonce o el futbolista Cristiano Ronaldo, todos en el "top ten" de los "instagramers" con mayor número de seguidores.

El Vaticano confirmó que el pontífice, de 79 años, estará en la red social bajo el nombre Franciscus. El primer post, este sábado, marca el tercer aniversario de su papado.

El aterrizaje en Instagram es la última estrategia de redes sociales de los comunicadores vaticanos, decididos a lograr que el mensaje de Francisco tenga un mayor alcance.

Y el Papa está lejos de ser el único que lo intenta: las redes sociales son a esta altura foros públicos bien consolidados para que los líderes del mundo traten de seducir a las audiencias más jóvenes.

Tuits y votos

Twitter fue la red por la que Estados Unidos y Cuba eligieron difundir en abril pasado la foto del histórico apretón de manos entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y su par cubano, Raúl Castro, después de medio siglo de animosidad.

Image copyright Getty
Image caption El restablecimiento de las relaciones bilaterales entre Cuba y EE.UU. fue noticia primero en las redes.

Se dispersó como el fuego, entre retuits y "me gusta".

Y no sorprende, si consideramos que el líder estadounidense es en realidad el "rey" de la diplomacia de los 140 caracteres.

En la red desde 2007, Obama lidera el ranking de políticos con mayor número de seguidores. Su cuenta personal, @BarackObama, es de hecho la cuarta más popular en esa red, después de los cantantes Katy Perry, Justin Bieber y Taylor Swift.

Más de 71 millones de seguidores y contando.

Pocos dudan de que Twitter, más que ninguna otra red social, se ha convertido en un patio político y en el canal de preferencia por el que muchos líderes expresan sus puntos de vista y comunican sus noticias. Aun cuando son pocos los que tuitean en persona y confían, más bien, en sus asesores de comunicación.

Image copyright Getty
Image caption "Cuatro años más": la foto con la que Obama celebró su relección es uno de los tuits más populares de la historia, con más de 860.000 réplicas.

"Las redes sociales en general y Twitter en particular ya no son un adicional, sino una herramienta esencial de comunicación para los gobiernos", señala un estudio de Burson-Marsteller, una empresa global de comunicación e imagen.

Se ha formado una "red diplomática virtual", dice el reporte, que permite a los políticos interactuar con sus pares de maneras "más efectivas que las diligencias diplomáticas". Del mismo modo, le da un acceso sin precedentes a la ciudadanía.

El informe, titulado "Twiplomacy" y el más exhaustivo sobre el tema hasta la fecha, monitoreó 700 cuentas de jefes de Estado y de gobierno, ministros y funcionarios de 166 países.

Y después de Obama, se sitúa como el líder político más popular al primer ministro de India, Narendra Modi, cuya cuenta se disparó en número de fans después de las elecciones de 2014 en su país hasta alcanzar los 18 millones que tiene actualmente.

"Soy un firme creyente en el poder de la tecnología y las redes sociales para comunicarse con la gente", escribió el político en su mensaje inaugural.

Image copyright Getty
Image caption Modi tuiteó después de su triunfo en las urnas: "¡Ganó India! Hay buenos en el horizonte".

Modi dejó detrás al presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, quien está tercero en la lista pero con menos de la mitad de los seguidores del líder indio.

"El ascenso meteórico del primer ministro de India y la larga base de seguidores del presidente turco y el rey de Arabia Saudita demuestra que los líderes de países con mucha población o con alto nivel relativo de penetración de Twitter tienen una ventaja clara a la hora de forjar ejércitos de seguidores leales y dedicados", dice el informe Twiplomacy.

El príncipe Salman de Arabia Saudita vio un súbito incremento de su contador de "followers" cuando se convirtió en rey y su usuario se volvió @KingSalman, en enero de 2015.

POLÍTICA en la TWITÓSFERA

+ de 2,7 millones

de tuits han enviado los líderes del mundo, sumando los posts de 700 cuentas analizadas

  • 86% de los 193 países tienen presencia oficial en Twitter

  • 70% de todos los jefes de Estado y de gobierno tienen cuentas personales de Twitter

  • Más de 50% de los ministros de relaciones exteriores del mundo tienen presencia activa en la red de microblogging

THINKSTOCK

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, por su parte, es el líder político con el mayor crecimiento de seguidores en el término de un año, que se dispararon una vez se inició la confrontación militar de su país con Rusia.

Entre los mandatarios europeos, sin embargo, está lejos de los primeros puestos del ranking por números absolutos de seguidores, que encabeza la cuenta del primer ministro británico desde @Number10gov.

La liga latinoamericana, en tanto, la lidera el presidente de México, Enrique Peña Nieto, con cinco millones de seguidores, por delante de sus pares Juan Manuel Santos, de Colombia, la brasileña Dilma Rousseff y la exmandataria argentina Cristina Fernández.

El venezolano Nicolás Maduro y el recién elegido Mauricio Macri en Argentina casi comparten el quinto lugar de la lista, con similar número de "followers".

Pero Maduro tiene una de las cuentas más prolíficas del mundo político: la segunda de un líder o entidad política en frecuencia de tuits, con 64 al día en 2015 y sólo por detrás del perfil de la presidencia de México.

El africano Paul Kagame, presidente de Ruanda, ostenta otro récord, el de la cuenta más "conversacional": 86% de sus tuits son respuestas a otros usuarios, lo que ha dado lugar a intercambios memorables con sus críticos y hasta charlas familiares públicas cuando interactúa con sus hijos.

Junto con el keniata Uhuru Kenyatta, son los presidentes africanos más populares en la red, ambos con 1,3 millones de seguidores.

Aunque sus números palidecen frente a los de líderes globales religiosos, como el Dalai Lama y sus 12 millones de seguidores, incluso cuando ha tuiteado solo unas 1.100 veces en los ocho años que lleva en la red.

El más influyente

De hecho, el papa Franciso ya es un jugador fuerte en el sitio de microblogging.

Image copyright Getty
Image caption "Recen por mí", escribió el papa Francisco en su primer tuit, cuatro días después de su nombramiento en marzo de 2013.

Bajo el usuario @Pontifex, el líder católico ha amasado una "feligresía virtual" de más de 28 millones, tuiteando en nueve cuentas en distintos idiomas... incluido el latín.

Obama podrá tener el mayor número de seguidores, pero "en términos de influencia nadie se acerca al Papa", señaló la editora Anna Bruce-Lockhart en una publicación del Foro Económico Mundial.

"La cuenta en español @Pontifex_es es la más influyente, inspira casi 10.000 retuits por tuit".

En comparación, Obama, el segundo líder global más retuiteado, consigue unos magros (en términos relativos, claro) 1.210 retuits por entrada.

LÍDERES DEL MUNDO en TWITTER

1. Obama

tiene más de 71 millones de seguidores en su cuenta personal, @BarackObama

  • 2. Papa Francisco, @Pontifex (todos los idiomas combinados)

  • 3. Narendra Modi, @narendramodi

  • 4. Dalai Lama, @DalaiLama

  • 5. Recep Tayyip Erdoğan, @RT_Erdogan

THINKSTOCK

La Insta-moda

Ahora, la más reciente tendencia en liderazgo online es la altamente visual Instagram, que muestra un crecimiento más acelerado que Twitter y acumula 400 millones de usuarios alrededor del mundo

Según un estudio del Centro Pew en Estados Unidos, el servicio para compartir fotos y videos breves superó a su rival Twitter en usuarios totales en 2014.

Aunque la penetración de la marca, que es propiedad de Facebook, no es tan grande en otras partes del mundo, en todos los países se caracteriza por atraer a los más jóvenes. Precisamente el segmento demográfico por el que se desvelan los comunicadores políticos.

"Twitter y Facebook son viejas noticias; ahora la movida está en Instagram. Es lo que importa, políticamente hablando", publicó el influyente diario The Washington Post.

Image copyright Getty
Image caption La cuenta de Nicolás Maduro fue una de las más prolíficas del mundo en las mediciones de 2015, con 64 publicaciones al día en promedio.

Cuando el director ejecutivo y cofundador de Instagram, Kevin Systrom, se reunió con el papa Francisco el mes pasado, hablaron sobre "el poder de las imágenes para unir a la gente más allá de las culturas y los idiomas", según un reporte de la agencia AFP.

Pero crear un flujo de fotos que sea interesante puede ser un desafío para el equipo de comunicación del Vaticano.

"Después de todo, el papa viste siempre igual y vive en un mismo sitio", apunta AFP.

Una vez más, el ejemplo de Obama puede dar una clave o dos de cómo sacarle el jugo a Instagram.

También en esta red social el presidente estadounidense es el líder más popular, con 6,6 millones de curiosos mirando sus fotos que muchas veces quieren construir una sensación del "detrás de escena" de la vida de un político.

Image copyright INSTAGRAM
Image caption Obama también es protagonista de la cuenta de la Casa Blanca en Instagram. Aquí, un "selfie" con el vicepresidente.
Image copyright INSTAGRAM
Image caption Dmitry Medvedev, fotógrafo amateur, tiene material de sobra para compartir en su cuenta de Instagram.

Pionero entre los políticos "instagrameros", Obama publica desde 2012. Y para 2014, un informe de la agencia digital Arc3 confirmaba que las diez fotos con mayor número de "Me gusta" entre todas las compartidas por líderes del mundo eran de la autoría del mandatario estadounidense.

En un distante segundo lugar se encuentra el primer ministro de Rusia, Dmitry Medvedev, que es fotógrafo aficionado y sube con frecuencia postales de paisajes rusos o de sí mismo detrás de la cámara para sus dos millones de seguidores.

Narenda Modi aquí también figura tercero. No es casual que la revista Time haya catalogado a este líder de la mayor democracia del mundo como una "estrella de internet" y lo haya incluido en la lista de las 30 personas más influyentes de la red, difundida esta semana, en donde sólo figuran dos políticos: Modi y Donald Trump.

La reina Rania de Jordania, por su parte, ha ganado 1,5 millones de fans desde su perfil de "una esposa con un trabajo diario realmente cool", según se define, posteando imágenes de sus niños, sus viajes y sus labores protocolares.

El emir de Dubái, el presidente turco Erdoğan, el líder supremo de Irán, Ali Khamenei, y los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y el-Sisi de Egipto completan el "top 10" político en Instagram.

Image copyright BURSON MARSTELLER
Image caption El informe "Líderes del Mundo en Instagram 2016" , de la firma global Burson-Marsteller, analizó 305 cuentas de políticos de todo el mundo para elaborar su "ranking".

Pero mantener viva la llama en este mundo de imágenes que quieren cautivar la mirada de millones no es tarea sencilla para los equipos de comunicación de los políticos.

"Según el dicho, una imagen vale más que mil palabras, pero lo cierto es que Instagram no es la red social más obvia para hacer anuncios de nuevas políticas o de noticias duras", dice el recién publicado reporte "Líderes del Mundo en Instagram 2016".

Muchos políticos llegan al sitio durante sus campañas electorales pero, pasada la votación, sus cuentas pierden tracción entre los usuarios de la red. Ese ha sido el caso de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, de su par polaco, Andrez Dud, y del primer ministro portugués António Costa, por nombrar sólo algunos.

El último reporte de Burson-Marsteller analizó más de 300 cuentas de Instagram de jefes de Estado y funcionarios de alto rango y descubrió que un tercio de ellas permanecen "dormidas", sin haber compartido una imagen en más de un año o incluso sin haber hecho siquiera un primer post.

Desde este sábado, el Papa tendrá su espacio entre ellas y se anticipa que su cuenta superará la marca del medio millón de seguidores en unas semanas.

Qué hará el equipo de comunicación del Vaticano con la cuenta y, sobre todo, si logrará mantenerla viva y atractiva en este mundo de hashtags y filtros son cuestiones que están por verse.

Contenido relacionado