El sospechoso de los ataques de París se iba a inmolar pero "cambió de opinión"

  • 19 marzo 2016
Salah Abdesalam estaba prófugo hacía cuatro meses. Image copyright Reuters
Image caption Salah Abdesalam estaba prófugo hacía cuatro meses.

El último sospechoso de los ataques a París, Salah Abdeslam, dijo este sábado que planeaba inmolarse en el estadio Stade de France el pasado 13 de noviembre pero que cambió de opinión.

Así lo confirmó en conferencia de prensa el fiscal francés Francois Molins.

El funcionario describió a Abdeslam como "un actor clave" en los ataques yihadistas de esa noche porque "tuvo un papel central en la conformación de los comandos", en los preparativos logísticos, y además era uno de los miembros de esos comandos.

Pero Molins dijo, además, que las declaraciones de Abdeslam a los investigadores belgas deben ser tomadas con cautela.

Abdeslam fue acusado en Bélgica de actos de terrorismo y asesinato un día después de ser parte de un dramático operativo policial en el que fue capturado en Bruselas.

El sospechoso estaba prófugo desde los ataques hace cuatro meses.

Image copyright AFP
Image caption El fiscal francés Fancois Molins dijo además que hay que tomar con cautela las declaraciones del sospechoso de los ataques de París.

Abdeslam se opone a la extradición a Francia, pero ha estado cooperando con la policía, dijo su abogado.

El presidente de Francia, Francois Hollande, declaró este viernes que espera que Abdeslam sea extraditado "lo más rápido posible".

Abdeslam, de 26 años y nacido en Bruselas, vivía en el distrito de Molenbeek, en la capital belga, antes de los ataques, en los que murieron 130 personas.

Se piensa que el sospechoso regresó a Bélgica inmediatamente después de los atentados, en los que su hermano, Brahim, murió al detonar la bomba que llevaba.

Operativo

La detención de Abdeslam y de otras cuatro personas se originó en una redada en Bruselas el martes cuando policías fueron recibidos con disparos en un operativo en el que murió Mohamed Belkaid y se cree que dos personas huyeron.

Image caption Así fue la captura de Salah Abdeslam el viernes en Bruselas.

En el apartamento allanado se encontraron armas y una bandera del autodenominado Estado Islámico, que reivindicó la autoría de los atentados de París.

También se descubieron huellas dactilares y muestras de ADN que pertenecían a Abdeslam.

Finalmente, el sospechoso fue apresado el viernes en el barrio de Molenbeek, en Bruselas.

Se cree que Abdeslam es el último superviviente del grupo de diez hombres que realizó los ataques en la sala de conciertos Le Bataclan, en varios restaurantes y en el estadio de fútbol Stade de France en París el 13 de noviembre del año pasado y que dejaron como saldo 130 muertos y decenas de heridos.

Contenido relacionado