Cómo una montaña pasó a medir un metro más

  • 25 marzo 2016
Nevis Image copyright OS
Image caption El proceso de medición del Ben Nevis se hizo con mal tiempo.

Ben Nevis, la montaña más alta de Reino Unido, es más alta de lo que se pensaba.

La Ordenance Survey (OS), agencia oficial de cartografía, volvió a medir el pico escocés y su altura oficial es ahora de 1.345, un metro más de lo que se creía.

La diferencia real con respecto a la última medición, de 1949, es menor de un metro, pero suficiente para que la altura final se redondee hacia arriba en lugar de hacia abajo.

El cambio se debe a que en la actualidad se pueden hacer mediciones con mucha más precisión gracias a tecnologías modernas como el GPS.

La importancia del cambio en la medición fue evidente para el consultor geodésico de la agencia, Mark Greaves.

"Al principio pensé 'Bueno, es solo un número', pero luego miré el mapa y pensé 'Oh, ¡acabo de aumentar la altura de la montaña más alta de Reino Unido!", le dijo a la BBC.

Image copyright OS
Image caption Todos los nuevos mapas llevarán ya la altura actualizada.

"Y luego, claro, la primera reacción es comprobarlo y volver a comprobarlo. Tenía que estar seguro de que lo habíamos hecho bien", le explicó Greaves.

El punto oficial de medición en el Ben Nevis es uno de esos pilares bajos de hormigón conocidos por todos los excursionistas del país.

Fue durante una restauración reciente de esta pila de piedras cuando los expertos de OS aprovecharon la oportunidad para medir la altura exacta de la montaña.

Image copyright OS
Image caption Los instrumentos que se utilizaban en 1940 eran rudimentarios y pesados.

Habían pasado más de 60 años desde la última vez, y por aquel entonces un equipo de expertos tardaba tres semanas en completar el trabajo tras acarrear pesados instrumentos hacia lo alto del Ben Nevis y de otras cimas cercanas.

Alta precisión

Image copyright OS
Image caption En contraste, este es el compacto receptor GPS de alta precisión que toma datos sobre el Ben Nevis.

Hoy en día, sin embargo, los científicos tienen acceso al Sistema Global de Posicionamiento, que utiliza como referencia relojes atómicos que viajan con una constelación de satélites.

Con un procesamiento cuidadoso de esos datos espaciales, se pueden conseguir niveles de precisión muy destacables.

"El GPS en tu teléfono puede estar desfasado varios metros", explicó Greaves. "Esto es porque hay errores en la señales enviadas desde los satélites".

"Hay que filtrarlos, y una de las formas para hacerlo es comparar los datos que tomamos con estaciones permanentes de GPS cercanas y muy precisas".

Image caption El Ben Nevis es la montaña más alta de Reino Unido.

"Y si lo haces hasta un nivel suficientemente alto con un software muy sofisticado, llegas a poder precisar los centímetros, o incluso más".

Cuando el equipo de OS colocó su equipo de GPS en el Ben Nevis, la medición que obtuvieron fue de 1.344,527 metros.

Esto era probablemente solo unos centímetros más que en la medición de 1949, pero implicaba que los investigadores tenían que redondear el número final hacia arriba, en lugar de hacia abajo.

Esto colocó la altura final en los mapas en los 1.345 metros.

Es cierto que Escocia y el norte de Inglaterra están creciendo en altura.

Image copyright OS
Image caption Con datos desde el espacio puede alcanzarse gran precisión.

Esto es una consecuencia de que la corteza terrestre se está recuperando tras la pérdida de la gigante capa de hielo que solía haber encima de esta región hace miles de años.

Pero es un proceso muy lento, del orden de un milímetro al año, y no algo que deba preocupar demasiado a la OS.

Contenido relacionado