Explosiones en Bruselas: "La gente salía corriendo de la estación cubierta de sangre"

  • 22 marzo 2016
Un herido Image copyright Ketevan Kardava Georgian Public Broadcaster via AP
Image caption "Ha ocurrido lo que temíamos. Nuestro país ha sido golpeado por ataques violentos y cobardes", dijo el primer ministro belga, Charles Michel. Esta imagen muestra a un herido en el aeropuerto.

Momentos después de producirse tres explosiones en Bruselas, los testimonios de testigos de lo ocurrido en el aeropuerto de Zaventem y en la estación de metro de Maalbeek muestran las consecuencias devastadoras de las detonaciones que han puesto a Bélgica en alerta máxima.

"Es un día negro para Bélgica", dijo el primer ministro de ese país, Charles Michel, quien habló de "un número" de muertos y heridos, sin especificar cuántos.

Sin embargo, el Ministerio de Salud informó que por el momento son 26 los muertos (11 en el aeropuerto y 15 en el metro) y 136 los heridos en los tres incidentes.

"Todo el mundo estaba gritando y corriendo (…) Todavía estoy temblando".

Nils Liedtke, quien se encontraba en el aeropuerto cuando se produjeron las explosiones, le contó a la BBC su experiencia.

"Básicamente fue como un big bang. Fue como si tus vecinos del piso de arriba lanzaran algo grande al suelo. Todo empezó a temblar y salió un poco de humo", indicó.

"Me tomó un segundo o dos darme cuenta de lo que estaba pasando. Todo el mundo estaba gritando y corriendo hacia el área donde esperan los taxis. Eso fue lo que yo también hice. Todavía estoy temblando".

"Bastantes personas en el suelo"

Jef Versele, de 40 años y oriundo de la ciudad belga de Gante, le dijo a la agencia de noticias PA: "Me dirigía a hacer el check-in cuando escuché dos explosiones".

"No pude ver nada. Todo se estaba cayendo, los cristales. Era un caos. Era increíble. Era lo peor. La gente corría. Había bastantes personas en el suelo. Muchas personas están heridas".

Image copyright Ralph Usbeck via AP
Image caption Las explosiones provocaron que parte de la infraestructura del aeropuerto quedara destruida.

"La bomba venía de abajo. Atravesó el techo. Era grande".

"Alrededor de 15 ventanas se rompieron en la entrada".

"La gente salía corriendo cubierta de sangre"

El londinense Darren Hayes se encuentra en Rue Phillipe LeBon, cerca de la estación de metro Maalbeek, donde se registró una explosión.

Image copyright Darren Hayes
Image caption Esta foto fue tomada desde un apartamento cerca de la estación de metro de Maalbeek.

"Mi pareja vive en Bruselas y me encontraba visitándola. Fui al mercado esta mañana y pasé por la estación de Maalbeek cuando ocurrió (la explosión). La gente salía corriendo de la estación cubierta de sangre y herida".

"Era un caos".

Image copyright EPA
Image caption Expresiones de solidaridad se han mostrado entre las personas que fueron evacuadas del aeropuerto y de la estación de metro afectados por las explosiones.

"Me dijeron que me quedara en un espacio cerrado. Hubo un momento en que escuché a muchas personas gritar a viva voz y entonces vi a otras que agarraron a los heridos y se alejaron de la estación, corrieron hacia abajo de la calle", continuó Hayes.

"Ahora me encuentro en el apartamento. La zona ha sido acordonada".

"Vimos bastantes heridos"

Odeta Islam, de la ciudad belga de Amberes, estaba en el aeropuerto de Zaventem en la mañana del martes porque había acompañado a su madre, quien planeaba viajar.

Image copyright Ketevan Kardava Georgian Public Broadcaster via AP
Image caption Un fiscal federal de Bélgica, Fredere Van Leeuw, confirmó que tanto las explosiones del aeropuerto como la del metro fueron "ataques terroristas".

"Estábamos sentadas comiendo el desayuno y escuchamos una explosión inmensa al lado derecho. Todo el mundo empezó a correr. Después escuchamos una segunda detonación al lado izquierdo".

"Había destrucción en todas partes, olor a quemado y humo. Había bastante polvo y tuvimos dificultad para respirar. Caminamos hacia la salida", dijo Islam.

"Vimos bastantes personas heridas", añadió.

"Vi a una madre con sus hijos. Estaban heridos. Le ofrecí ayuda pero me dijo que tratara de salir pues alguien ya la estaba auxiliando. Yo tengo el certificado de primeros auxilios y tan pronto como salimos, mi hermano y yo, ofrecimos ayudar, pero ya habían llegado ambulancias".

"Todo estaba oscuro y había mucho humo y polvo"

La española Beatriz Peón tiene 25 años y lleva tres años y medio viviendo en Bruselas.

"Hubo dos casualidades enormes para mí esta mañana: perdí el metro accidentado y al subirme en el siguiente, lo hice en el último vagón. A mitad de recorrido entre Arts-Loi y Maalbeek, el metro se paró en el túnel. Anunciaron por megafonía en holandés, francés e inglés que había habido un incidente en la línea y trabajaban por solucionarlo lo antes posible", le dijo Peón a BBC Brasil.

Image caption El aeropuerto ha sido evacuado, los vuelos desviados y el servicio de tren hacia él cancelado.

"Estuvimos parados casi diez minutos".

"La conductora del tren atravesó los vagones hasta llegar al último, dónde empezó a manipular la última puerta. Los pasajeros se dieron cuenta y empezaron a avanzar hacia el último vagón, dónde estaba yo".

"Todo estaba oscuro y había mucho humo y polvo".

"Escuché ruidos muy fuertes encima de mi cabeza. Me asusté mucho pensando que pudiera haber explosiones en Arts-Loi. Había trabajadores del metro caminando hacia nosotros por las vías con linternas y megáfonos, pidiendo que camináramos por el centro de las vías".

"Un par de minutos más tarde, un soldado bajó corriendo las escaleras del lado opuesto de la estación gritando que todo el mundo tenía que salir. Todos los que estábamos en el lobby salimos corriendo por las escaleras por las que el soldado había bajado".

Contenido relacionado