4 gráficos que muestran la disparidad entre hombres y mujeres en el tenis

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Novak Djokovic sugirió que los premios sean distribuidos tomando en cuenta la popoularidad del tenis masculino y el femenino.

Somos más populares. Merecemos que nos paguen más.

Con este simple argumento el serbio Novak Djokovic defendió su posición de que los tenistas deberían ganar más dinero que sus contrapartes femeninas, a fin de cuenta ellos son quienes atraen a más espectadores.

El punto es que los hombres sí ganan más que las mujeres y sólo en unos pocos torneos es que hay igualdad en los premios que se reparten entre ambos géneros.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Serena Williams ha sido la mejor tenista de los últimos 15 años.

Entre ellos están los cuatro Grand Slams que se disputan en el año, aunque hubo que esperar 34 años entre el Abierto de Estados Unidos, que equiparó los premios en 1973, hasta que lo hiciera Wimbledon en 2007 (Roland Garros lo hizo en 2006).

Un ejemplo es 2015. Djokovic, número uno del circuito masculino (ATP, por sus siglas en inglés), ganó tres Grand Slams y se impuso en un 93,18% de sus partidos. Su recompensa, sólo en premios recibidos, fue de más de US$21 millones.

Serena Williams, su contraparte femenina y número uno del circuito femenino (WTA, por sus siglas en inglés), también ganó tres de cuatro Grand Slams y tuvo un porcentaje ganador de 94,64%. ¿Sus ganancias? US$10,58 millones.

Algo similar ocurrió en 2014, donde ambos lograron unas estadísticas similares.

El punto de vista de Djokovic, que es compartido por varios tenistas en la ATP, surgió a raíz de las polémicas declaraciones sexistas de Raymond Moore, quien tuvo que renunciar a su cargo como director ejecutivo del torneo de Indian Wells.

En referencia a las palabras con las que se degradaba el tenis femenino, la menor de las hermanas Williams recordó que las final femenina del Abierto de EE.UU. el año pasado se había vendido con mucha más antelación que la masculina, mientras que en 2014 el partido decisivo de las mujeres triplicó la audiencia conseguida por el duelo entre el croata Marin Čilić y el japonés Kei Nishikori.

Eso demuestra que no se trata simplemente de una diferencia entre hombres y mujeres, sino entre las estrellas que atraen más atención y el resto de los jugadores de ambos circuitos.

Djokovic, Roger Federer y Rafael Nadal son las principales figuras y los espectadores pelean por poder ser testigos de una de las batallas entre ellos.

Image caption Como se puede apreciar en la herramienta de Google sobre tendencias, en los últimos diez años Serena Williams está casi a la par de Federer y Nadal, quedando claramente por arriba de Djokovic.

Pero no se puede decir lo mismo del resto.

¿Cuántos se pelearon por ver la semifinal entre David Goffin y Milos Raonic y cuántos disfrutaron del duelo entre Djokovic y Nadal?

Goffin y Nadal recibieron el mismo premio, aunque está claro cuál de los dos es más popular.

Hombres vs. Mujeres en 2015

973 millones

audiencia del circuito masculino ATP

395 millones

audiencia de los torneos femeninos WTA

  • US$21,65m ganancias de Novak Djokovic

  • US$10,58m ganancias de Serena Williams

  • 1973 El Abierto de EE.UU. fue el primer Grand Slam en ofrecer igualdad de premios

  • 2007 Wimbledon fue el último de los cuatro Grand Slams en ofrecer igualdad de premios

Reuters

Tom Fordyce, redactor en jefe de BBC Sports, considera que "los mismo se podría decir de los partidos decisivos en Indian Wells. Mientras la final femenina ofreció un gran espectáculo entre la bielorrusa Victoria Azarenka y Williams, el duelo masculino entre Djokovic y Raonic no tuvo ningún tipo de emoción".

Para Fordyce muchas de las diferencias van enmarcadas en la cultura predominantemente masculina del deporte.

Como ejemplo cita la gran diferencia en los contratos por los derechos de televisión entre la WTA y la ATP.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los derechos de televisión se ha convertido en la gran fuente de ingresos de los deportes.

Mientras que las mujeres obtienen poco más de US$500 millones en diez años, los hombres esperan recibir por el mismo período un monto superior a los US$1.200 millones.

"Refleja la histórica predisposición cultural en favor de los deportes masculinos, de la manera en que las transmisiones son frecuentemente dirigidas hacia un sector demográfico masculino y de cómo los principales medios dedican mucha más cobertura a los deportes de hombres que a los de mujeres, lo que influye en le demanda", explicó el periodista de BBC Sport.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La popularidad del tenis fluctúa entre las mujeres y los hombres.

Esto afecta la percepción de los espectadores, los mismos que califican de aburrido el dominio de Serena Williams, pero aseguran que el control de Djokovic es algo impresionante.

El tenista serbio elogió la lucha que las mujeres tuvieron que llevar adelante para ser tratadas en igual de condiciones en los principales torneos, una batalla que ellas pensaron que habían dejado atrás, pero que es evidente que todavía continúa.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La rivalidad y amistad entre Roger Federer y Rafael Nadal ha benficiado a todos los tenistas, incluido Djokovic.

Históricamente la popularidad del tenis ha fluctuado y en muchos períodos fueron las mujeres las que llevaron el peso del deporte (épocas en las que seguían recibiendo menos dinero que los hombres).

Tal vez una distribución de las ganancias por popularidad como sugiere Djokovic pueda hacer que "las mujeres reciban más dinero en el futuro", comentó el corresponsal de tenis de BBC Sport, Russell Fuller.

"Pero es podría debilitar fatalmente el principio que los hombres y mujeres deben ser tratados de manera igual por competir en el mismo escenario, sin tener en cuenta el número de personas en las gradas o la cantidad de sets que tienen que jugar", concluyó Fuller.

Contenido relacionado