La emotiva ceremonia fúnebre tras el atentado de Estado Islámico en un estadio de fútbol en Irak

  • 26 marzo 2016
Familiares y amigos de las víctimas lloran durante los entierros celebrados al día siguiente del atentado suicida en Irak Image copyright Getty
Image caption Familiares y amigos de las víctimas participaron en una ceremonia fúnebre este sábado en Iskandariyah, donde ocurrió el atentado suicida.

Un terrorista suicida hizo explotar una bomba en un estadio de fútbol al sur de la capital de Irak, Bagdad, y provocó la muerte de al menos 32 personas, según la policía y los médicos.

El autodenominado Estado Islámico reivindicó el ataque.

Familiares y allegados, en su mayoría adolescentes y niños, de las víctimas participaron este sábado en una emotiva ceremonia fúnebre.

Image copyright AP
Image caption Aunque el ejército de Irak ha recuperado terreno al EI al sur de la capital, la violencia contra civiles continúa. (Imagen de archivo)

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se encontraba en el país para un encuentro con el gobierno y aprovechó para expresar sus condolencias este sábado e insistir en que los líderes nacionales encaminen esfuerzos hacia la reconciliación entre chiítas y sunitas para derrotar a Estado Islámico.

"Estaban entregando el trofeo a los ganadores cuando el atacante suicida se voló entre la multitud", dijo a la agencia AFP un capitán de policía de la ciudad de Al Asriya. La localidad está próxima a Iskandariyah, que está a 40 kilómetros al sur de la capital.

Image copyright Getty
Image caption La mayoría de la gente era joven, según aseguró un sobreviviente.

El atacante detonó los explosivos cuando estaba sobre la cancha junto a cientos de aficionados, fuerzas de seguridad y dirigentes durante la ceremonia de premiación de un torneo local.

La policía dijo que más de 50 personas resultaron heridas, pero las cifras podrían aumentar.

Las imágenes publicadas en redes sociales del lugar de los hechos muestran los palos de las porterías manchados de sangre.

"El suicida se metió entre la multitud para aproximarse al centro y entonces se inmoló cuando el alcalde presentaba los premios a los futbolistas", dijo Ali Nashmi, un testigo de 18 años.

Image copyright Getty
Image caption Un grupo de niños y adolescentes ven dentro de las ruinas de la construcción donde se detonó el atacante suicida.

El alcalde, Ahmed Shaker, está entre los muertos.

EI publicó un comunicado en las redes sociales reclamando la responsabilidad del ataque y publicó una foto del supuesto suicida, que responde al nombre de Saifullah al-Ansari. Según se ve en imagen, es un adolescente.

EI asegura que el ataque mató a más de 60 personas e hirió a más de 100.

"La mayoría de la gente era joven", dijo a AFP Haidar Kadhem, de 20 años y sobreviviente del ataque.

Contenido relacionado