El polémico “árbol que nada” por el Mar Negro por encargo de un millonario

  • 26 marzo 2016
árbol que nada Image copyright GDS TV
Image caption El árbol se embarcó el miércoles pasado y su traslado se volvió viral en redes sociales.

Un enorme árbol "que nada" sobre el Mar Negro, a través de las costas de Georgia.

Un tulipero, que se cree tiene alrededor de 100 años, es la última adquisición del parque creado por Bidzina Ivanishvili el multimillonario exprimer ministro del país del Cáucaso, según el reporte del canal Rustavi 2.

El árbol, de 40 metros, fue desraizado de la región de Ayaria, en el oeste del país el miércoles. Pero transportar un árbol de 650 toneladas con su sistema completo de raíces incluido se convirtió en toda una hazaña.

Según los reportes locales, casi un día duró la instalación del árbol en la embarcación que lo movería a través del Mar Negro y su posterior partida.

Su traslado ha tomado más de lo presupuestado, dadas las condiciones del tiempo y algunos imprevistos para su desembarque.

Controvertido parque

Image copyright AFP
Image caption Bidzina Ivanishvili fue primer ministro entre 2012 y 2013.

El parque de Ivanishvili ha causado controversia en algunos sectores. Algunos activistas se oponen a que arranque árboles históricos de sus hábitats naturales.

En febrero, miembros de grupos ambientalistas salieron a protestar en el pueblo de Tsikhisdziri, donde varios ejemplares fueron removidos.

"Estoy desarrollando un parque donde creo que estarán mejor", le dijo el magnate a uno de los manifestantes. También aseguró que plantará 10 árboles por cada un arrancado.

El gobierno de Ayaria emitió un decreto que autoriza a Zimo Ltd –de propiedad del empresario– a remover dos cipreses y el tulipero por unos US$ 2.700, según publicó Georgia Today.

El opositor Movimiento de Unidad Nacional denunció que Ivanishvili planea mover unos 40 árboles hacia su parque.

El árbol que nada

Image copyright Rustavi 2
Image caption La logística para mover el árbol ha resultado más problemática de lo que se esperaba.

Pero las fotos del tulipero flotante captaron la atención de los usuarios de redes sociales y se volvieron virales.

"Estoy enojada, triste y al mismo tiempo, me da risa", le dijo al porgrama Outside Source de la BBC Mariam Kanchaveli, activista de Guerrilla Gardening Tbilsi, respecto de ver cómo el árbol "navega" hacia su nuevo dueño.

Tamara Chergoleishvili, líder del canal de oposición Tabula TV, recordó la reputación que tiene el exprimer ministro como coleccionista de excentricidades, entre ellas animales exóticos.

"Si se obsesiona ahora con montañas, será un dolor de cabeza para sus trabajadores (moverlas)", aseguró irónica.

Contenido relacionado