El polémico apoyo de Donald Trump a que se "castigue" a las mujeres que abortan

Donald Trump Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald Trump fue criticado incluso por grupos de activistas contrarios al aborto.

Más de cuatro décadas después de la legalización del aborto en Estados Unidos, el aspirante a la candidatura presidencial por el partido Republicano Donald Trump levantó una polémica al decir que debe haber "algún tipo de castigo" para las mujeres que aborten, en el caso de que esta práctica vuelva a ser criminalizada.

La afirmación le valió a Trump numerosas críticas, incluidas las de grupos de activistas que se oponen al aborto pero que consideraron la posición de Trump como extrema.

Posteriormente, el magnate corrigió su afirmación en una declaración en la que señaló que el castigo debe ser aplicado solo al médico o a la persona que realice el aborto.

"La mujer es una víctima en este caso al igual que es la vida que lleva en su vientre. Mi posición no ha cambiado", señaló en un comunicado divulgado por su equipo de campaña.

Una norma difícil de cambiar

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Pese a que fue legalizado hace más de 40 años, el aborto sigue siendo un tema políticamente muy sensible en Estados Unidos.

Una sentencia de la Corte Suprema legalizó el aborto en Estados Unidos en 1973, por lo que esta práctica sólo puede volver a ser penalizada por otro fallo de ese alto tribunal o por una reforma de la Constitución.

La posición oficial del partido Republicano sobre este tema es que el aborto debería ser ilegal.

Anthony Zurcher, reportero de la BBC en Estados Unidos, señaló que los políticos conservadores y los activistas en contra del aborto -que equiparan esta práctica con el homicidio- tienden a evitar proponer algún tipo de castigo penal para las mujeres que abortan y prefieren apuntar a la responsabilidad del médico.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los grupos contrarios al aborto prefieren pedir que se sancione a los médicos y no a las mujeres que abortan.

"La razón para ello es simple: hacer la prohibición del aborto más aceptable para el público general que no quiere ver a mujeres angustiadas con embarazos no deseados siendo enviadas a la cárcel", señaló Zurcher.

No es la primera vez que Trump es criticado por su postura ante el aborto. Él se declara contrario a esta práctica "con excepciones".

Contenido relacionado