El mono que vivió durante 2 años con un corazón de cerdo

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los babuinos viven entre 20 y 30 años.

Un grupo de científicos dio un nuevo paso hacia el trasplante de órganos entre especies: consiguieron que durante dos años el corazón de un cerdo latiera dentro de un babuino.

El estudio, publicado por investigadores de Estados Unidos y Alemania en la revista Nature Communications, aumenta las esperanzas de que en un futuro el trasplante de órganos de animales a personas sea posible, una medida que podría ayudar a paliar la escasez de donantes humanos.

Los trasplantes entre especies o xenotrasplantes generan una reacción inmune muy poderosa, la cual lleva al rechazo del órgano de parte del receptor.

Sin embargo, los investigadores combinaron modificaciones genéticas con fármacos inmunosupresores y consiguieron así evitar el rechazo del órgano.

"Es muy importante porque nos acerca un paso más a la utilización de estos órganos en los seres humanos", dijo a la agencia de noticias AFP el autor principal del estudio, Muhammad Mohiuddin, quien trabaja en el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre en Maryland, Estados Unidos.

"Los xenotrasplantes potencialmente podrían salvar cada año miles de vidas que se pierden debido a la falta de órganos humanos disponibles para trasplantes".

Tiempo récord

En las distintas pruebas que hicieron, el corazón de cerdo trasplantado al babuino no reemplazó al del mono, sino que fue conectado al sistema circulatorio del mismo a través de dos vasos sanguíneos ubicados en su abdomen.

Image caption Los investigadores esperan que técnicas similares de xenotrasplantes puedan eventualmente ser usadas en seres humanos.

El órgano trasplantado latía como un corazón normal, mientras que el del babuino continuaba ejerciendo la función de bombeo de sangre, un método usual en el estudio de rechazo de órganos.

El promedio de supervivencia de los babuinos fueron 298 días y el máximo registrado fueron 945 días, es decir, poco más de dos años y medio.

Estos números exceden los récords previos de este mismo grupo de investigadores: 180 y 500 días respectivamente.

Trasplante con cerdos y no con monos

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El trasplante de órganos de cerdos a humanos sería más seguro que de primates a humanos.

Dada la proximidad genética con los humanos, en un principio se pensó que los primates serían los mejores donantes. Sin embargo, no existen grandes cantidades de simios criados en cautividad, les toma mucho tiempo crecer y algunas especies, como los chimpancés, están en peligro de extinción.

A su vez, su cercanía genética plantea mayores peligros para la transmisión de enfermedades entre especies, así como también cuestionamientos éticos.

Es por esto que los cerdos se han posicionado como mejores donantes. Sus corazones son anatómicamente similares a los de los humanos, el riesgo de transmisión de enfermedades es menor y maduran rápido.

Según Mohiuddin, la próxima gran prueba será un trasplante de corazón completo de cerdo a babuino.

Acerca de la aplicación de esta técnica de xenotrasplante en humanos, los investigadores escribieron: "En nuestra opinión, este régimen aparenta ser potencialmente seguro para su aplicación en pacientes humanos que sufran de fallas terminales del órgano".

Contenido relacionado