Terremoto de magnitud 7,8 en la zona costera de Ecuador deja más de 600 muertos

  • 20 abril 2016
Terremoto en Ecuador Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Una mujer lleva una mesa entre los escombros en la ciudad de Pedernales, una de las más afectadas por el sismo.

Un total de 602 personas murieron víctimas de un fuerte terremoto de magnitud 7,8 registrado el sábado en la provincia de Manabí, en el noroeste de Ecuador, según reportaron las autoridades.

La cifra de muertos, actualizada este viernes, supera la del sismo de Perú en 2007 y convierte al de Ecuador en el más mortal de Sudamérica desde el de Colombia en 1999, que mató a más de 1.000 personas.

Además, las autoridades de Ecuador aseguraron que 130 personas continúan desaparecidas y más de 25.000 quedaron sin hogar.

También hay miles de heridos y desplazados.

Cientos de trabajadores de emergencia llegaron desde Colombia, México, El Salvador, España y otros países.

Con el paso de las horas crecen los temores por la situación de las personas que quedaron sin hogar por el sismo, la falta de agua potable y las enfermedades que puedan surgir.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) el sismo tuvo una magnitud de 7,8 y se registró a las 18:58 hora local del sábado (23:58 GMT).

El dato fue corroborado por el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador.

El presidente Rafael Correa interrumpió un viaje a Europa y ya de regreso en su país señaló que esta es "la mayor tragedia de los últimos 67 años", desde el terremoto de Ambato del 5 de agosto de 1949.

Y según el Instituto Geofísico, más de 200 réplicas, algunas con magnitud por encima de 6 en la escala de Richter se han producido desde el sábado.

Emergencia

El epicentro del temblor se situó entre las localidades de Cojimíes y Pedernales, en la zona norte de la provincia de Manabí, donde están las comunidades más afectadas.

Manta y Portoviejo también sufrieron severos daños.

Pero el gobierno ecuatoriano decretó estado de excepción en todo el país.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Un edificio colapsado en Manta, en la provincia de Manabí.

Según el vicepresidente Jorge Glas, la decisión se adoptó para garantizar el orden, de modo que se pueda movilizar la fuerza pública para la seguridad de los ciudadanos y los bienes.

Las autoridades también declararon en situación de emergencia a las provincias de Santa Elena, Manabí, Esmeraldas, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas y Los Ríos.

El presidente Correa declaró que Ecuador no necesita alimentos para hacer frente a la situación, pero si "algo de respaldo en equipos de rescate".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Fue el movimiento telúrico más potente en el país desde 1979.

"Todo se puede reconstruir, pero no se puede reconstruir las vidas perdidas y eso es lo que más nos duele", dijo el mandatario, en un mensaje en el que dijo que unos US$600 millones estaban disponibles para reparar la infraestructura.

Correa aterrizó este domingo directamente en Manta, y recorrió las zonas afectadas.

Más de 10.000 soldados y unos 4.600 policías fueron desplegados para asistir en las labores de rescate y garantizar el orden, luego de que se reportaran incidentes en algunas localidades afectadas.

Consecuencias

La ciudad costera de Pedernales, en provincia de Manabí, es una de las poblaciones que más sufrió la furia del sismo.

"No es el colapso de una casa, sino el colapso de un pueblo entero", declaró el alcalde de Pedernales, Gabriel Alcívar, a la televisora Teleamazonas.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Un rescatista contempla las labores en Portoviejo, otras de las ciudades más afectadas por el terremoto.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Una niña es consolada tras ser rescatada de los escombros en Pedernales.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Un bombero pasa al lado de un edificio derrumbado en la ciudad de Guayaquil, la segunda en importancia del país.

El canal Telecosta, de la provincia Esmeraldas, reportó cortes de electricidad en toda la provincia, heridos y casas colapsadas.

El diario Expreso de Guayaquil informó que varios edificios y centros comerciales en todo Ecuador fueron evacuados.

El sismo también se sintió con fuerza en Quito, a unos 170 kilómetros del origen, donde los residentes se reunieron en las calles por temor a las réplicas.El aeropuerto José Joaquín de Olmedo, de Guayaquil, fue cerrado.

Murieron al menos 6 extranjeros

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los rescatistas trabajan contra reloj.

El sismo se sintió también en áreas fronterizas de Colombia y Perú, según informan medios de Bogotá y Lima.

La cancillería de Colombia informó de la muerte de un ciudadano de ese país en el terremoto, mientras que Canadá informó de dos.

Pascal Laflamme estaba hablando por video con su padre cuando se produjo el sismo. Su esposa, Jennifer Mawn, de 38 años, y su hijo Arthur, de 12, murieron tras desplomarse el techo de la casa donde vivían.

Laflamme y una hija que no se encontraba en la casa sobrevivieron.

Según la Fiscalía General de la República, al menos en Pedernales al menos 6 de los cadáveres recuperados son de ciudadanos extranjeros.