Elecciones en Perú: jurado electoral pide "calma" ante empate técnico entre Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori

Un vendedor de periódicos Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Kuczynski tiene una ligera ventaja que lo coloca como favorito.

La segunda ronda electoral del domingo en Perú arrojó un virtual empate técnico entre los principales candidatos, Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski.

Con el 98,7% de las actas procesadas, el economista Pedro Pablo Kuczynski marcha al frente con una ligera ventaja de 50,17% frente al 49,82% de Keiko Fujimori, según los datos oficiales divulgados por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

"Los electores, los candidatos y voceros de las organizaciones políticas ayer demostraron madurez y compromiso con la democracia. Ahora, es necesario mantener la calma hasta conocer los resultados finales", pidió en un comunicado el presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Francisco Távara.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Pedro Pablo Kuczynski pidió el lunes esperar a conocer el resultado final.

Távara reafirmó que el JNE "actúa con independencia e imparcialidad y apego a la Constitución y las leyes" e instó a los jurados electorales de las diferentes ciudades del país a que actúen con celeridad para resolver las actas de votación que han sido impugnadas por los partidos durante los comicios.

La diferencia actual entre ambos candidatos es de 90.904 votos.

Tensa espera

Tras conocer las cifras que marcan un empate técnico, Kuczynski pidió a sus compatriotas esperar hasta el martes para pronunciarse sobre el resultado de la segunda vuelta, aunque destacó que los resultados del escrutinio ratifican que mantiene la ventaja sobre Fujimori.

"Estamos ahí, aún faltan los votos del extranjero", comentó ante las preguntas que le hicieron los periodistas sobre si estaba preocupado por la reducción de la ventaja que tenía sobre su rival.

Fujimori, por su parte, dedicó el día a reunirse con sus asesores y al abandonar su local de campaña solo dijo que se tienen que esperar los resultados finales con "tranquilidad".

Image caption La del domingo ha sido una de las jornadas electorales más cerradas de los últimos tiempos.

Los resultados del domingo marcaban un fuerte contraste respecto a la primera ronda electoral, el pasado 10 de abril, cuando la excongresista Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, alcanzó el 39,85% de los votos frente al 21,01% de Kuczysnki.

Al término de la jornada electoral del domingo, a la que acudieron 23 millones de peruanos, los primeros sondeos a boca de urna ya mostraron lo reñido de la contienda.

En todos los sondeos, los puntos de diferencia entre los candidatos estaban dentro del margen de error.

Media playback is unsupported on your device

Ambos candidatos se mantenían esperanzados con una victoria.

"Tenemos que ser vigilantes para que no nos roben los votos en la mesa", dijo Kuczynski el domingo a cientos de simpatizantes desde un balcón de la sede de su partido. "Queremos un país democrático y dialogante".

Fujimori apareció bailando frente a sus seguidores y pidió paciencia.

"Las cifras que vemos en la televisión nos muestran que hay un empate técnico. Sin embargo, vamos a esperar con prudencia porque toda la noche llegarán los votos del extranjero y del voto rural (de zonas apartadas)", afirmó.

Acortando la ventaja de Fujimori

En las últimas semanas, Kuczynski, de Peruanos por el Kambio (PPK, las mismas siglas de su nombre), afiló su retórica contra Fujimori, del partido Fuerza Popular.

"No queremos siquiera oír hablar del narcoestado que nos va a matar a todos. Por eso, la seguridad combate la droga, los estupefacientes, el narcotráfico, las conexiones dudosas con esa gente y la política", dijo Kuczynski, de 77 años, durante su mitin de cierre de campaña en Lima, en clara alusión a su principal rival.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Keiko Fujimori espera que los últimos votos den la vuelta a los resultados.

El ex secretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, y uno de los principales contribuyentes de la campaña de Fujimori, ha sido vinculado a una grabación que estaría siendo investigada por la agencia antidrogas de los Estados Unidos (DEA).

Y el compañero de fórmula de Fujimori, Jose Chlimper, también es eje de una controversia, acusado de adulterar audios con el fin de ayudar a Ramírez. La fiscalía investiga el caso.

PPK, como se hace llamar, estudió en el Reino Unido y Suiza, y se desempeñó como investigador, economista jefe y asesor de varias divisiones del Banco Mundial.

La poderosa sombra de un padre

Es el segundo intento de Keiko Fujimori de llegar a la presidencia del país andino.

La carismática política, de 41 años, carga consigo la sombra de su famoso padre Alberto, quien cumple una condena de 25 años de cárcel por corrupción y abusos a los derechos humanos.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Keiko fue Primera Dama de Perú en 1994.

A la vez, muchos peruanos atribuyen al político en desgracia haber desarticulado la guerrilla Sendero Luminoso y sentado las bases para el crecimiento económico de Perú.

Keiko ejerció como primera dama durante el gobierno de su padre, cuando tan sólo tenía 19 años. En 2006 fue electa congresista y en 2011 perdió por estrecho margen las elecciones frente al actual presidente, Ollanta Humala.

Sea quien sea el ganador, deberá enfrentar el reto de un país con marcadas desigualdades sociales.

"El grave problema del Perú es que el crecimiento económico no ha venido acompañado con un cierre de brechas, de desigualdades no sólo económicas sino políticas y culturales", señaló Ricardo Cuenca, psicólogo social y director del Instituto de Estudios Peruanos.

"Tiene que hacer un esfuerzo enorme para demostrar que esas brechas necesitan cerrarse, para que el país no sólo crezca económicamente sino que se desarrolle", agregó.

Temas relacionados

Contenido relacionado