Última actualización: martes, 1 de septiembre de 2009 - 15:02 GMT

El cibercafé, un sobreviviente

Cibercafé

El café internet es una oportunidad de acceso a la red para quienes no tienen computadora.

Hace 15 años, el primer café internet en el Reino Unido, Cyberia, abrió sus puertas en el centro de Londres.

El fenómeno ya había comenzado en 1991 en San Francisco, California, con un establecimiento que albergaba terminales que funcionaban con monedas; pero el primer café internet en Londres abrió sus puertas a un público para el que, en pleno 1994, la red de redes era todavía una novedad.

Hoy, y a pesar de que la cifra de hogares con acceso a internet va en aumento, los cibercafés siguen presentes en las calles en todas las ciudades del mundo.

Los hay de todos los colores y tamaños: desde pequeños locales con un par de computadoras que también prestan servicios de giros de dinero y fotocopiadora, hasta grandes espacios oscuros en el que los aficionados a los videojuegos se reúnen para compartir trucos y competir.

Este acto de supervivencia sorprendió incluso a la fundadora de Cyberia, Eva Pascoe. "Siempre pensamos que el café internet iba a ser un arreglo temporal, y que en el futuro todo el mundo iba a tener una computadora en su reloj o en la oreja", le dijo a BBC Mundo.

¿Qué hizo del café internet un sobreviviente? ¿Quiénes frecuentan estos lugares?

clic Voces desde varias partes del mundo

La brecha digital

Incluso en países como el Reino Unido, en el que un 65% de los hogares cuentan con acceso a internet, todavía existen regiones que no se benefician de la era digital.

En Aberfan, un pueblo minero en Gales, el cibercafé Megabytes asumió como misión llevar a la población de la mano por el laberinto de la red.

Siempre pensamos que el café internet iba a ser un arreglo temporal, y que en el futuro todo el mundo iba a tener una computadora en su reloj o en la oreja

Eva Pascoe, Cyberia

Albert Lloyd, de 70 años, va allí diariamente desde que murió su esposa. Gracias a internet, se contactó con sus antiguos compañeros del ejército. También utiliza Google Earth para visitar de nuevo los lugares en los que estuvo y "desandar el camino".

El café internet, entonces, puede convertirse en el único lugar en el que las personas que no cuentan con computadora accedan a la red.

Valerio Lara, dueño de un cibercafé en Santo Domingo, República Dominicana, le contó a BBC Mundo que cuando abrió el lugar en 2000 esperaba que llegaran estudiantes y profesionales.

"El hecho más sorprendente fue que entre los primeros usuarios del local fueron mujeres prostitutas que deseaban conectarse a una especie de chat llamado IRC. Ellas demandaban ese servicio porque algunos turistas europeos le dejaban escrito su canal IRC y en otros casos sus respectivos emails", cuenta Lara.

¿Una tacita de café?

Pero, más allá de la brecha digital y la falta de acceso a la red, los café internet también son lugares en los cuales relajarse antes de navegar por otros mundos.

Eva Pascoe, la fundadora de Cyberia, explica que cuando abrió su cibercafé "lo único que hice fue sumarle la red a un concepto que tiene siglos". "Yo soy polaca y en mi país tenemos cafés en todas partes. Y a pesar de que ahora podemos hacernos el café en casa, seguimos yendo a los cafés porque cumplen con una función social".

En Elephant and Castle, un barrio en el sur de Londres, Carlos Guzmán usa el café internet "Videoclip" para comunicarse con sus familiares por video.

Comida colombiana en un café internet en Londres

En algunos cibercafés no venden la bebida o comida, pero en otros sí.

"Yo tengo acceso a internet desde la casa y el trabajo, pero prefiero venir aquí porque hablan mi idioma, y además puedo encontrarme con mis amigos y luego llevarme productos colombianos a la casa", explica.

En el país africano de Kenia, mientras tanto, otro navegante llamado Kiprotich explica que los cibercafés son muy populares "porque es el único lugar en el que los desempleados podemos estar un rato y divertirnos por un precio módico".

Y es que quizás los cibercafés están más relacionados con el concepto del "café" – así pocos de hecho sirvan la bebida.

"La idea de llamar estos lugares 'café' es metafórica, pues internet siempre ha estado asociado con el acceso sin límites, cualquiera puede contribuir o tomar parte en la conversación. Y los primeros cafés en Europa eran famosos por lo mismo, porque cualquiera podía participar en los debates que se llevaban a cabo", dice Markman Ellis, autor del libro "Historia Cultural de los Cafés".

Soledad acompañada

Otros lugares populares son los locales especializados en videojuegos. En Corea del Sur se llaman "PC Bangs" y son tristemente célebres por la muerte de un jugador que murió tras jugar sin parar por 86 horas.

Videojuegos en Soho, Londres

Los café internet son lugares en los cuales es posible relajarse y navegar por otros mundos.

"Ali", un aficionado a los videojuegos que BBC Mundo encontró en un cibercafé en el barrio céntrico de Soho, Londres, explica que no juega desde casa porque no tiene todo el equipo que necesita, pero también habla sobre la necesidad de encontrarse con otros jugadores.

"A veces uno empieza a hablarle a alguien sólo por el hecho de que está sentado cerca a ti", explica.

Quizás la función de los cibercafés está relacionada con la necesidad de estar cerca o, como dice Markman Ellis, con el hecho de que "a los humanos nos gusta trabajar cerca de otros, nos gusta pensar que no estamos solos y que hacemos parte de una misión colectiva".

Y quizás siguen vivos todavía porque, 15 años después, el café internet es todavía un espacio en el que podemos combinar el acto solitario de navegar por la red con la cercanía de otros seres humanos.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.