Bosnia: victoria sorpresiva de musulmán moderado

En contra de los que sugerían las encuestas, Bakir Izetbegovic, un nacionalista musulmán moderado, habría ganado en las elecciones celebradas este domingo en Bosnia-Herzegovina uno de los tres asientos en la presidencia tripartita del país, mientras que los representantes serbio y croata habrían revalidado sus cargos, según datos preliminares.

De confirmarse los resultados, Izetbegovic, hijo de un histórico líder musulmán, compartiría la presidencia con el croata Zeljko Komsic y con el serbobosnio Nebojsa Radmanovic.

Según destacan algunos analistas, a diferencia de su predecesor Haris Silajdzic, conocido por sus posturas nacionalistas, Izetbegovic es partidario de una Bosnia unida, lo que podría ayudar a superar la parálisis política que vive el país a causa de las rivalidades étnicas entre musulmanes, serbios y croatas.

El complejo entramado institucional de la pequeña república europea hizo que los bosnios debieran elegir en estos comicios a cuatro presidentes, 13 primeros ministros y 700 diputados del Parlamento central y de las cámaras de dos entes autónomos: la Federación Musulmano-Croata y la República Serbobosnia.

Bosnia vivió entre 1992 y 1995 una sangrienta guerra que acabó con más de 100.000 muertos y miles de desplazados.