Ecuador: "el objetivo era matar a Correa"

El presidente de la Asamblea Nacional ecuatoriana (Parlamento), Fernando Cordero, dijo que los disturbios del pasado jueves fueron un intento de golpe de Estado cuyo objetivo último era matar al presidente, Rafael Correa.

"Los policías fueron usados por miembros de la oposición, cuya verdadera intención era matar al presidente y herir de muerte a la democracia ecuatoriana", señaló Cordero en declaraciones a la agencia Efe, y agregó que hay videos que sustentan su teoría.

El pasado jueves, cientos de policías ecuatorianos protagonizaron unas protestas contra la decisión gubernamental de modificar una ley que les otorgaba beneficios salariales. Las protestas se saldaron con 13 muertos y decenas de heridos y la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía para clarificar las responsabilidades.