México: renuncia todo el cuerpo de policía de un pueblo por temor a los carteles

Todos los policías municipales de un pueblo de 6.000 habitantes en el noroeste de México dimitieron después de que su comisaría fuera atacada con granadas y disparos por hombres no identificados.

La renuncia de los 14 policías se produce un día después de que fuera inaugurada la comisaría en Los Ramones, al este de Monterrey.

Ninguno resultó herido pero declararon que no querían caer víctimas de los carteles de la droga, "más numerosos y mejor armados que ellos".

La policía federal se ha hecho cargo de la seguridad en el municipio.