El Vaticano pide que no se lleve a cabo la ejecución del ex canciller iraquí

El Vaticano solicitó este martes a Irak que no lleve a cabo la sentencia de muerte contra el que fue canciller del país en la era de Saddam Hussein, Tariq Aziz.

Aziz fue condenado por el Tribunal Penal Supremo Iraquí el lunes a la ejecución en la horca por su participación en la persecución y asesinato de varios líderes políticos chiitas durante el gobierno de Hussein.

El político de 74 años era el único cristiano en el circulo de mayoría sunita del ex dirigente iraquí.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, afirmó que esperaba que la sentencia no se cumpliera y que la conmutación de la pena promovería la reconciliación y la reconstrucción de la paz en Irak.

Y añadió que se iniciarían las diligencias para solicitar una intervención humanitaria por la vía diplomática.