EE.UU. y Rusia decomisan droga en Afganistán

Equipos de lucha contra el narcotráfico rusos y estadounidenses destruyeron cuatro laboratorios para el procesamiento de drogas en Afganistán.

En la redada, en la provincia de Nangarhar, cerca de la frontera con Pakistán, se confiscó casi una tonelada de heroína y opio que el jefe de la agencia de control de drogas de Rusia, Viktor Ivanov, dijo estaba destinada para el centro de Asia.

Ivanov aseguró que los casi US$250 millones que se hubieran obtenido con las drogas podrían haber proporcionado una inyección masiva de dinero en efectivo a la delincuencia organizada o el terrorismo.

El corresponsal de la BBC en Moscú aseguró que la operación conjunta sin precedentes entre EE.UU. y Rusia es la más reciente señal de la creciente participación de Rusia en los esfuerzos para estabilizar Afganistán, que suministra alrededor del noventa por ciento del opio del mundo.