Human Rights Watch pide que no se exporten más diamantes de Zimbabue

El organismo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch, con sede en Nueva York, pidió nuevamente la suspensión de las exportaciones de diamantes de Zimbabue, conocidos como "diamantes sangrientos".

El llamamiento surge antes de que en Jerusalén tenga lugar, este lunes, la reunión plenaria del Proceso de Kimberley, mecanismo por el que los gobiernos, la industria y la sociedad civil controlan el mercado de los diamantes.

Human Rights Watch dijo que el contrabando de diamantes de Zimbabue continúa, lo que hace temer que los ingresos se utilicen para financiar la violencia política antes de las elecciones del próximo año. Diversos grupos internacionales han denunciado abusos por parte de soldados del gobierno en los campos de diamantes de Marange (en el este de Zimbabue), incluyendo asesinatos y violaciones.