Rousseff "radicalmente en contra" de lapidación de mujer iraní

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, criticó este miércoles la posible lapidación de una mujer acusada en Irán por adulterio y el asesinato de su marido.

Durante una rueda de prensa en el Palacio de Planalto, Brasilia, la próxima mandataria dijo que aún considerando las costumbres de otras culturas, la ejecución de Sakine Mohammadi Ashtiani sería "una cosa bárbara".

Activistas de derechos humanos temían que la mujer sería ejecutada este mismo miércoles, pero no se llevó a cabo.

Rousseff no dio detalles de cómo serían las relaciones con Irán, país con el que su predecesor, Lula da Silva, ha tenido relaciones cercanas.