La aerolínea australiana Qantas revisa toda su flota de A-380

Luego de que uno de sus aviones tuviera que aterrizar de emergencia en Singapur el pasado jueves, la aerolínea australiana Qantas ha decidido revisar toda su flota de aeronaves modelo Airbus A-380, para garantizar que no presenten nuevos problemas.

Alan Joyce, alto ejecutivo de Qantas, descartó que la falta de mantenimiento hubiese sido la causante del problema, y dijo que todos sus aviones A-380 permanecerán en tierra durante 48 horas, para que se lleven a cabo los controles pertinentes.

Por su parte, la flota de A-380 –el avión de pasajeros más grande del mundo– de Singapore Airlines reanudó su servicio, luego de una interrupción temporal ocurrida el jueves.

El fabricante de los motores de la aeronave, la firma británica Rolls-Royce, ha recomendado que se efectúen controles de precaución en el modelo de motor que falló en el avión de Qantas.