Nueva ola de ataques contra cristianos en Irak

Una bomba y ataques de mortero contra los hogares de cristianos, en Bagdad, dejaron al menos tres muertos y 26 personas heridas.

Los atentados se producen diez días después de que 44 feligreses, dos sacerdotes y siete miembros de las fuerzas de seguridad murieran durante la toma de una catedral, en Bagdad, por parte de extremistas islámicos.

El martes, tres casas de cristianos del barrio de Mansur, en el oeste de Bagdad, fueron atacadas con bombas incendiarias.