Iglesia católica pide detener la violencia contra cristianos en Bagdad

El obispo católico de Bagdad, Jean Sleiman, pidió a las autoridades tomar acciones para detener la violencia contra la comunidad cristiana en Irak.

Monseñor Sleiman dijo que los ataques recientes dirigidos a los cristianos iraquíes han generado miedo entre la comunidad.

Este miércoles en la mañana, una serie de bombas y ataques con morteros contra barrios cristianos mataron al menos a cinco personas y dejaron heridos a más de veinte.

Hace diez días, hombres armados irrumpieron en una iglesia católica en Bagdad, matando a más de cincuenta personas.

Un grupo militante islámico advirtió que considera a todos los cristianos en Irak como objetivos legítimos.