Nicaragua rechaza pedido de la OEA sobre disputa territorial con Costa Rica

Soldados nicaragüenses (11/11/2010)

Las tropas nicaragüenses permanecerán estacionadas cerca de la frontera con Costa Rica, anunció el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en claro desafío a una resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según agregó Ortega, su gobierno está considerando "seriamente" retirarse de esta organización.

Las declaraciones se producen luego de que la OEA instara a Nicaragua y a Costa Rica a retirar sus fuerzas de seguridad del fronterizo río San Juan, donde ha habido tensión durante un mes.

La tensión entre ambos países se ha incrementado en las últimas semanas después de que San José acusara a Managua de ocupar una isla en disputa en el río, lo que califica como una "invasión" de parte de su territorio.

Nicaragua, que realiza un dragado en la desembocadura del río San Juan -que sirve de frontera entre ambos países- negó la ocupación territorial.

Lea: El río de la discordia

Ortega declaró en la televisión nacional que solicitará a la Corte Internacional de Justicia, el máximo tribunal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que resuelva el diferendo territorial.

El tribunal internacional ratificó en 2009 la soberanía de Nicaragua sobre el río San Juan, pero estableció derechos de Costa Rica para navegar en parte de él con fines comerciales y bajo la supervisión de autoridades nicaragüenses.

Desalojo del territorio disputado

El Consejo Permanente de la OEA acordó el viernes en Washington, instar a ambos gobiernos para que retiren sus fuerzas de seguridad del río San Juan. A través de una resolución, la OEA indicó que los dos países deben iniciar conversaciones urgentes para resolver sus diferencias. Costa Rica acusa a Nicaragua del despliegue de tropas en su territorio en una isla en el río San Juan. Managua insiste en que la isla está en su lado de la frontera.

Antes de la resolución, el colaborador de BBC Mundo en Costa Rica, Gilberto Lopes, indicó que la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, había advertido que de fracasar la mediación de la OEA, su país recurriría al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

No obstante, San José calificó la resolución de la OEA como una "victoria diplomática" después que 22 países votaran a favor y sólo Nicaragua y su aliado, Venezuela, votaran en contra.

Entre tanto, Nicaragua sostiene que la OEA no tiene la autoridad para pronunciarse sobre los conflictos fronterizos e insiste en que no retirará sus tropas. El río San Juan marca la frontera entre los dos países, pero una isla en su desembocadura, Isla Calero, ha sido disputada por más de un siglo. El mes pasado en ese lugar, las tropas de Nicaragua establecieron un campamento en apoyo a la operación de dragado. Costa Rica, que no tiene ejército, respondió mediante el envío de policías armados a la región.

"Error" de Google

Miles de costarricenses marcharon en San José el sábado, en apoyo a una solución pacífica.

Lea: Nicaragua recurre a Google Maps

Image caption Miles de costarricenses marcharon en San José el sábado en apoyo a una solución pacífica

En Costa Rica, la policía reforzó la seguridad frente a la embajada de Nicaragua después de que una bomba incendiaria fue lanzada contra la sede diplomática. Costa Rica se quejó de que el sitio en internet de mapas de Google (Google maps) alimentó la controversia al mostrar a la isla en el lado nicaragüense de la frontera. Google admitió su error y modificó su mapa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.