Nuevos incidentes en aviones de la aerolínea Qantas

Un Boeing 747 de la aerolínea australiana Qantas que se dirigía a Sydney con 171 pasajeros a bordo, tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Johannesburgo, en Sudáfrica, tras chocar con un grupo de aves que se introdujo en uno de los motores.

"El piloto siguió el procedimiento habitual y apagó el motor número dos, pero no hubo ningún daño", informó la compañía un comunicado.

En un incidente separado, un Boeing 717 de la compañía sufrió daños menores en su fuselaje al ser alcanzado por un rayo durante un vuelo doméstico entre las ciudades de Alice Springs y Darwin.

Estos son los últimos de una serie de incidentes en los que se han visto involucrados aviones de la compañía australiana en las últimas semanas.

Hace unos días un Boeing 747 que se dirigía a Argentina con 220 personas a bordo, tuvo que regresar al aeropuerto de Sydney por un fallo eléctrico.

Y el pasado 4 de noviembre uno de sus aviones Airbus 380 aterrizó de emergencia en Singapur, tras perder en pleno vuelo parte de uno de sus cuatro motores.