Pekín vive un día de polución extrema

La capital china, Pekín, fue testigo este viernes de un intenso smog provocado por la contaminación del aire, que redujo la visibilidad en zonas céntricas de la ciudad a unos pocos cientos de metros.

Especialistas en salud pidieron a los residentes -y especialmente a aquellos con problemas respiratorios, ancianos y niños- quedarse en casa.

La contaminación también obligó a las escuelas a detener las actividades al aire libre.

Las autoridades dicen que normalmente el aire está contaminado en Pekín, pero que recientemente ha estado aún más sucio debido al creciente número de fábricas y aldeas en las afueras de la ciudad que queman carbón para el invierno.

La mala planificación de la ciudad y más de 1.200 vehículos que se suman a las carreteras por día se añade a los problemas de la creciente contaminación de la capital china.