Rusia: Medvedev admite fracaso en el Cáucaso

El presidente ruso, Dmitri Medvedev, admitió que la insurgencia en la región del Cáucaso Norte sigue tan fuerte como siempre.

Medvedev dijo que Rusia fracasó en su intento por frenar los tiroteos y bombardeos y acusó a la policía de inventar datos falsos con el fin de mostrar una aparente disminución en el número de ataques.

Los analistas se sorprendieron el año pasado cuando Rusia anunció que había aplastado a la militancia en Chechenia. Muchos creían que la militancia simplemente se había desplazado a las vecinas regiones de Daguestán e Ingushetia.