India pierde US$40.000 millones en escándalo de teléfonos móviles

El primer ministro de India, Manmohan Singh, dijo que quienquiera que sea encontrado culpable de un escándalo de corrupción que ha paralizado al parlamento, será llevado a la justicia.

La contraloría de India dio a conocer, a principios de semana, que la venta de licencias para teléfonos móviles por una fracción de su valor real le ha costado al país unos US$40.000 millones.

El ministero de telecomunicaciones ya presentó su renuncia.

La oposición bloqueó toda actividad parlamentaria esta semana, exigiendo una insvestigación de carácter multipartidario.

La Corte Suprema exhortó a Singh a presentar una declaración jurada sobre el asunto.