Wikileaks: EE.UU. abre investigación penal

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, dijo que inició una investigación penal por las filtraciones de Wikileaks y que los culpables serán procesados.

Holder insistió en que el gobierno "condena" la filtración de cerca de 250.000 cables diplomáticos de embajadas y misiones estadounidenses, que "pone en peligro no sólo a individuos y diplomáticos, sino también la relación que tenemos con nuestros aliados en todo el mundo".

Además la Casa Blanca les ordenó este lunes a las agencias gubernamentales que hagan más estrictos los procedimientos para el manejo de información clasificada después de la filtración de los cables diplomáticos por parte de Wikileaks el fin de semana, considerada la mayor fuga de datos de la historia.

Los nuevos procedimientos deben asegurar "que los usuarios no tengan un acceso más amplio del necesario para hacer su trabajo con eficacia", según una directiva de la Oficina de Administración y Presupuesto, publicada el lunes.