EE.UU. "profundamente preocupado" por incidentes en los Altos del Golán

Última actualización: Domingo, 5 de junio de 2011

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo estar "profundamente preocupado" por los incidentes ocurridos este domingo en la frontera entre Israel y Siria, en los que, según la televisión estatal siria, murieron 18 manifestantes pro palestinos después de que soldados israelíes abrieran fuego.

"Hacemos un llamado a todas las partes para que demuestren contención. Provocaciones de este tipo deben evitarse. Israel, como cualquier estado soberano, tiene derecho a defenderse", señaló en un comunicado la cancillería estadounidense.

Al parecer, los incidentes de este domingo -en los que también habrían resultado heridas más de 300 personas- se produjeron cuando cientos de manifestantes pro palestinos intentaron cruzar la frontera entre Siria e Israel en los ocupados Altos del Golán con motivo del 44º aniversario de la Guerra de los Seis Días.

Funcionarios israelíes culparon al presidente de Siria, Bashar al Asad, de permitir que los manifestantes llegaran a la frontera para distraer la atención sobre la represión que está llevando a cabo contra manifestantes antigubernamentales.

La Guerra de los Seis Días enfrentó en 1967 a Israel con una coalición conformada por Egipto, Jordania, Irak y Siria. Al final del conflicto, Israel había ocupado y anexado Jerusalén oriental (incluyendo la Ciudad Vieja), la Franja de Gaza, Cisjordania, los Altos del Golán y la Península de Sinaí (que más tarde devolvió a Egipto).

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.