Alemania: "parquímetro" para las prostitutas de Bonn

Última actualización: Miércoles, 31 de agosto de 2011
Parquímetro para prostitutas

El dispositivo para que las prostitutas paguen impuestos recuerda a un parquímetro.

Las autoridades de la antigua capital de Alemania Occidental, Bonn, introdujeron un sistema de "parquímetros" para que las prostitutas que trabajen en las calles paguen impuestos.

El dispositivo para recaudar tiene una apariencia similar a la de los empleados para que los conductores paguen por el estacionamiento.

Las prostitutas deberán pagar seis euros (US$8,60) por cada noche de trabajo. Esto no tiene en cuenta el número de clientes recibido ni las tarifas particulares de cada una.

La alcaldía calcula que las 200 prostitutas que trabajan en las calles de la ciudad se dejarán unos US$288.000 al año.

Las prostitutas ya se han quejado y han pedido que sean retirados porque sólo sirven para empeorar las duras condiciones en que ya viven.

Tampco son escasos los residentes que han expresado su rechazo a una medida que consideran que se aprovecha de un pequeño grupo de mujeres para perjudicar sus ingresos y aumentar su miseria.

"Que los retiren"

El primer parquímetro, instalado el fin de semana en un área industrial cerca del centro de la ciudad, recaudó 264 euros (unos US$380).

Se supone que los inspectores fiscales tendrá que controlar a las prostitutas para comprobar que todas han comprado debidamente el boleto para el día.

Si las trabajadoras sexuales no enseñan el boleto, que es válido desde las ocho de la noche hasta las seis de la mañana, primero reciben una advertencia y en la segunda ocasión una multa.

"Hemos encontrado la fórmula para que las prostitutas de la calle cumplan con sus deberes sin tener que lidiar con formularios y garantizando el anonimato"

Heike Andrey, oficina de tributos de Bonn

A principios de 2011, Bonn ya había introducido impuestos para las que trabajan en burdeles y clubes. Es por eso que el hecho de que tributen también las de la calle, las autoridades no lo ven como una cuestión moral sino una forma de equidad horizontal.

"Hemos encontrado la fórmula para que las prostitutas de la calle cumplan con sus deberes sin tener que lidiar con formularios y garantizando el anonimato", comentó Heike Andrey, de la oficina de tributos de Bonn.

Y es que sin duda el sistema es bastante sencillo y fácil de entender, incluso para las extranjeras.

Kirsten Cordes, de la organización de apoyo a las prostitutas Kober dijo que aunque algunas ganan bastante, muchas tendrán que asumir el pago de los seis euros pese a que corren el riesgo de no encontrar clientes.

Además, se quejó de que a las autoridades parece no importarle el hecho de que las mujeres van a tener que buscar más clientes para pagar el impuesto.

Por su parte, Juanita Rosina Henning, del grupo de apoyo a las prostitutas Dona Carmen, pidió que se retiren los parquímetros porque, asegura, de hecho ya pagan impuestos.

"Esto no tiene nada que ver con equidad fiscal, queremos que la ciudad retire todos los parquímetros", dijo.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.