Australia desecha su plan de tramitar las peticiones de asilo en el extranjero

La falta de apoyo político llevó al gobierno de Australia a abandonar sus planes de procesar las peticiones de asilo en países como Malasia.

La oposición rechazó apoyar la medida, que hubiera requerido cambios en las leyes de inmigración.

Las peticiones se asilo son un asunto contencioso en Australia. La idea de tramitarlos en un tercer país buscaba desincentivar la inmigración ilegal y el tráfico de personas.

La primera ministra, Julia Gillard, dijo que estaba claro que el Parlamento no avalaría los cambios legislativos necesarios.