Beatifican a la mexicana sor María Inés

La mexicana sor María Inés fue beatificada este sábado por "haber salvado a un niño que se ahogó en una piscina en 2001".

La monja murió en 1981 después de haber fundado de las congregaciones de las Misioneras Clarisas (1945) y de los Misioneros de Cristo por la Iglesia Universal (1979)

Sor María Inés se ha convertido en la cuarta beata mexicana.

Miles de fieles asistieron a la ceremonia en la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México, presidida por el cardenal Ángelo Amato, que leyó una carta en latín del Papa Benedicto XVI en la que autorizó la inscripción de la mexicana en el libro de los beatos.

En el acto participó el niño Francisco Javier Carrillo Guzmán, el niño de año y medio de vida que cayó en la piscina.