La NASA estrella dos sondas espaciales en el polo norte lunar

Polo norte lunar
Image caption Este es el lugar del accidente, bautizado Sally Ride, en honor a la primera mujer estadounidense en el espacio.

Dos satélites de la NASA utilizados para supervisar la Luna fueron deliberadamente estrellados en contra de la superficie.

Las naves, bautizadas Ebb y Flow, pasaron un año orbitando la Luna y midiendo su campo de gravedad para aprender más sobre su interior.

Las dos sondas espaciales, del tamaño una lavadora, enviaron imágenes espectaculares y detalladas de su estructura. Pero al quedarse sin combustible, los ingenieros de la NASA decidieron estrellarlas en contra una montaña en el polo norte de la Luna.

El lugar del accidente ha sido nombrado Sally Ride, en honor a la primera mujer estadounidense en el espacio, que murió a principios de este año.