Mujica frena su propio plan de legalizar la marihuana en Uruguay

  • 19 diciembre 2012
Marihuana en Uruguay
El proyecto de legalización de la marihuana en Uruguay recibió un fuerte golpe.

El presidente uruguayo, José Mujica, reconoció el martes haber pedido a los legisladores de su partido que "frenen" la tramitación de la iniciativa que pretende legalizar la compra y venta de marihuana y hacer del Estado su único gestor.

Se trata de una iniciativa impulsada por él mismo. Según el mandatario, la sociedad aún "no está madura" para acogerla.

En declaraciones recogidas por el Canal 10 de la televisión uruguaya, Mujica afirmó que su deseo es que el desarrollo de este proyecto se "lleve suave" hasta que la población entienda lo que se pretende con la medida.

El mandatario de 77 años se expresó así después de que se difundiera una encuesta en la que se señalaba que el 64% de los uruguayos está en contra del proyecto, incluyendo el 53% de los votantes de la gobernante coalición de izquierda, Frente Amplio (FA).

"No me voten una Ley porque tienen una mayoría en el Parlamento. La mayoría tiene que estar en la calle y la gente tiene que entender que a los tiros y metiendo gente en cana (prisión) lo que hacemos es regalarle un mercado al narcotráfico", dijo Mujica.

El presidente apostó por profundizar el debate público sobre la legalización de la marihuana y se mostró confiado que al final el pueblo uruguayo "entienda que estamos en una guerra y que esta es una artillería que no jode a nadie".

"Me interesa que la gente piense y de repente la gente capaz arrima soluciones mejores a las que uno plantea", señaló.

Lea también: La "Guerra contra las drogas" puede terminar en Uruguay

Desacuerdo mayoritario

Según la encuesta realizada por la empresa Cifra, más de seis de cada diez uruguayos (64%) se opone a la legalización de la marihuana y 26% está de acuerdo con el proyecto.

La baja aceptación de la propuesta oficialista no es sólo de los propios seguidores del presidente Mujica.

Si bien el rechazo de los "frentistas" asciende a 53%, en los partidos opositores las cifras son mucho más elocuentes. El 83% de los "blancos" (Partido Nacional) y el 82% de los "colorados" (Partido Colorado) manifestaron su desacuerdo con el proyecto.

Según el secretario de la Presidencia de Uruguay, Alberto Breccia, citado por el diario El País, de Montevideo, el presidente Mujica había dicho el lunes que no si no se lograba el 60% de aprobación, el tema se iría "al mazo".

En una reciente entrevista con BBC Mundo, el mandatario uruguayo defendió la propuesta porque consideró que legalizar la marihuana pondrá fin al negocio alrededor de ese estupefaciente.

"Lo que me asusta es el narcotráfico, no la droga", sostuvo.

Licencia

La propuesta plantea la creación de un organismo que regularía el mercado local de cannabis y definiría con el gobierno si dará licencias al Estado o a particulares para producir, distribuir y vender la droga.

El proyecto de ley prevé un máximo de venta de 40 gramos mensuales por adulto registrado para comprar y también admite el cultivo para consumo individual en casas (hasta seis plantas por hogar) y clubes (con hasta 15 miembros y hasta 90 plantas).

Según Mujica, la intención es evitar que los consumidores de marihuana traten con vendedores que los inducen a probar pasta base de cocaína (conocido en otros lados como "paco"), una droga que, aseguró, "está pudriendo a la muchachada común y corriente y la más pobre".

El presidente José Mujica dijo que el proyecto se iría "al mazo" si no tenía al menos 60% de aprobacion.

En sus declaraciones del martes, Mujica recordó que en la época en que EE.UU. creó la Ley Seca –"que armó un zafarrancho"– en Uruguay el Estado creó el estanco del alcohol, "que vendía el alcohol para chupar (beber)" y que al tiempo "garantizaba que a la gente no le encajaran alcohol de madera, que es más barato para envenenar a la gente".

De ahí se sacaba un plus que era para financiar la salud. A nadie se le ocurrió decir que a la gente que no chupara mas, porque sabía que igual iban a chupar", razonó.

El gobierno uruguayo presentó la iniciativa de legalizar la marihuana como parte de un plan para combatir el narcotráfico al quitarle mercado y evitar que los consumidores de marihuana tengan que acudir a comprar a lugares donde se manejan otras drogas más peligrosas.

Desde el momento en que presentó la iniciativa el pasado junio, Mujica se mostró dispuesto a realizar encuestas populares para conocer la opinión de los uruguayos y dejarla sin efecto si era mayoritariamente rechazada.

Contenido relacionado