El presidente de Francia insiste en repartir la riqueza

  • 1 enero 2013
Francois Hollande
Image caption Hollande declaró que se trata de justicia social.

El presidente de Francia, Francois Hollande, declaró que llevará a cabo el plan de cobrarle un impuesto de 75% a los ricos, a pesar de una decisión judicial pronunciada en el sábado que declaró la medida inconstitucional.

En su discurso televisado de Año Nuevo, Hollande dijo que la legislación será reformulada y luego se volverá a presentar.

El mandatario aseguró que la política del gobierno se basa en el principio de la justicia y señaló que en los momentos difíciles, los adinerados debían contribuir más.

La medida se aplicaría durante dos años.

La Corte Constitucional rechazó la ley porque afectará de manera diferente a quienes se le aplique, no porque el impuesto sea muy alto.

Los líderes empresariales y la oposición alegan que, de ser aprobada, los que describen como 'creadores de riqueza' se irán de Francia.

Lea: Francia replanteará plan de impuesto a la riqueza