Joven paquistaní baleada recibe el alta hospitalaria

Malala y su padre
Image caption Lo más probable es que Malala se convierta en residente permanente de Reino Unido.

Malala Yousufzai, la adolescente paquistaní que recibió un disparo en la cabeza por parte de miembros del Talibán por defender la educación para las niñas, fue dada de alta del hospital en la ciudad de Birmingham, Reino Unido, en el que se hallaba.

Los médicos dicen que la joven continuará su rehabilitación en el hogar temporario en el que vive su familia en el centro de Inglaterra. Malala volverá al hospital para una cirugía reconstructiva en su cráneo.

Cuando Malala, de 14 años, fue atacada en octubre pasado, la bala entró justo por encima de su ojo izquierdo y rozó su cerebro. Fue extraída por cirujanos en Pakistán antes de que la adolescente fuera trasladada en avión a Reino Unido.

Los observadores dicen que lo más probable es que Malala se convierta en residente permanente de Reino Unido; esta semana, su padre recibió un trabajo de tres años como diplomático en Birmingham.

Lea también: Conmoción por ataque a la joven que se atrevió a critica al Talibán

Contenido relacionado