Bolivia dice que presentará pruebas de conspiración de EE.UU.

  • 7 enero 2013
El empresario Jacob Ostreicher
Image caption El empresario Jacob Ostreicher denunció corrupción.

El gobierno de Bolivia dijo tener pruebas de que Estados Unidos sigue hostigándolo, según declaró a medios estatales el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Quintana aseguró que está "acumulando datos" con el objetivo de "entregar esas pruebas a (Barack) Obama, al presidente de Estados Unidos, para decirle: dejen de hostigar al gobierno boliviano, dejen de cercar políticamente todos los días a nuestro gobierno".

Según el funcionario, una de tales pruebas la constituye el escándalo relacionado con el empresario estadounidense Jacob Ostreicher, investigado por supuesto lavado de dinero y otras actividades criminales.

Ostreicher, quien niega los cargos en su contra, estuvo detenido preventivamente durante 18 meses. En diciembre pasado se le concedió la libertad condicional.

Antes había acusado a funcionarios bolivianos de solicitarle dinero para dejarlo libre, lo que destapó un escándalo de corrupción y extorsiones de amplias implicaciones en esa nación.

"Santito"

Quintana dijo que el empresario quería aparecer como un "santito" y que Washington manipulaba el caso para "desacreditar" a Bolivia.

"Usan este caso (Ostreicher) — en su Congreso para ganar votos — como si fuera una decisión política del Gobierno la extorsión (...) como si en Bolivia estuviera reinando e imperando como método de Estado. Eso es lo que nos indigna", afirmó el funcionario en un programa de televisión local.

El viernes el presidente Evo Morales había acusado a la embajada de Estados Unidos de echar mano de este tema para afectar el proceso de cambio en su país.

Las relaciones entre el gobierno de Evo Morales y el de EE.UU. se deterioraron desde que Morales asumió el poder en 2006. Dos años después, el presidente expulsó al embajador estadounidense en La Paz por supuesta conspiración.

Los dos países firmaron un acuerdo de cooperación en 2011 con el objeto de normalizar las relaciones, pero hasta ahora no se han reestablecido los embajadores en las respectivas capitales.

Contenido relacionado