Por falsa alarma desalojan de nuevo edificios de Pemex

  • 6 febrero 2013
Complejo Pemex
Image caption El complejo de Pemex es uno de los hitos más conocidos de la capital mexicana.

Una falsa alarma provocó el desalojo de uno los edificios del complejo de Pemex en Ciudad de México, donde la semana pasada se presentó una explosión que causó la muerte a 37 personas.

Al parecer, algunas trabajadores confundieron el olor de comida descompuesta con el de gas.

Se indicó que la evacuación se efectuó en el edificio A del lugar, cerca del edificio B2, sitio de la explosión.

El desalojo se produjo pocas horas después de que los más de 8 mil trabajadores del complejo regresaran a sus labores tras cinco días de receso por la tragedia.

En algunos medios se indica que los empleados ya regresaron a sus puestos.

El lunes en la noche, cuatro días después de la tragedia, las autoridades mexicanas revelaron que la mortífera explosión se debió a una acumulación de gas (posiblemente metano).

Según Juan Carlos Pérez Salazar, corresponsal de BBC Mundo en México, las investigaciones por esta tragedia continúan y las autoridades han dicho que, si se trató de un acto de negligencia, castigarán a los culpables.

Contenido relacionado