Británica gana un juicio contra "trabajo forzoso"

  • 12 febrero 2013

Una graduada universitaria del Reino Unido ganó una batalla legal contra un programa de reinserción laboral del gobierno, que obliga a trabajar sin remuneración.

Cait Reilly, de 24 años, denunció que la obligación de trabajar de forma gratuita en una tienda de Poundland (una cadena donde los productos raramente superan el precio de una libra) violaba las leyes que prohíben la esclavitud y el trabajo forzoso.

Según Reilly, en noviembre de 2011 tuvo que dejar su trabajo como voluntaria en un museo local y trabajar sin recibir un salario a cambio en una sucursal de la mencionada tienda en Birmingham.

La graduada en Geología perdió el caso que presentó originalmente ante el Tribunal Superior de Justicia, pero que acaba de ganar en apelación.

"Esas dos semanas (en que estuve trabajando en la tienda) fueron una completa pérdida de tiempo, ya que la experiencia no me ayudó a conseguir posteriormente un trabajo", dijo Reilly y añadió: "no me dieron ningún tipo de formación y además no tuve tiempo de buscar otros trabajos".

Tres jueces en Londres dictaminaron que el reglamento que regula la mayor parte de los planes de gobierno conocidos como "vuelta al trabajo" eran ilegales y fueron anulados.

Sus abogados dijeron que esto podría tener implicaciones muy importantes para aquellos que buscan empleos.

"No creo que yo esté por encima de trabajar en tiendas como Poundland. De hecho, ahora trabajo a tiempo parcial en un supermercado. Es sólo que espero recibir una remuneración por mi trabajo", se explicó la joven. Reilly añadió que esperaba que el gobierno "repensara" cómo abordar el desempleo de larga duración.

Contenido relacionado