Rusia y EE.UU. investigan muerte de niño adoptado

  • 20 febrero 2013

En Rusia se dio inicio a una investigación sobre la muerte de un niño de tres años adoptado en Estados Unidos, en un caso que podría empeorar una disputa en torno a las adopciones de niños rusos.

Funcionarios rusos están preocupados porque Maxim Shatto, cuyo nombre ruso era Maxim Kuzmin, haya sido brutalmente golpeado antes de su fallecimiento, el 21 de enero pasado en su casa adoptiva.

Un médico del hospital de Texas que recibió al pequeño dijo este martes que al llegar ya no reaccionaba y tenía moretones en varias partes de su cuerpo, aunque no podía determinar si fueron accidentales o intencionados.

Las autoridades texanas continúan investigando el caso y hay una autopsia pendiente.

El gobierno de Moscú justificó con este caso una nueva ley que prohibe las adopciones de menores rusos por familas estadounidenses.

Contenido relacionado