EE.UU. alerta sobre la "explotación" del caso de adopción en Rusia

  • 22 febrero 2013
Max Shatto
Image caption La noticia de la muerte de Max Shatto llevó a una airada reacción en Rusia, donde era conocido como Maxim Kuzmin.

El embajador de Estados Unidos en Rusia, Michael McFaul, alertó sobre lo que llamó la explotación sensacionalista de la tragedia humana, después de que funcionarios rusos acusaron a una mujer estadounidense de asesinar su hijo ruso.

La policía en EE.UU. todavía está investigando la muerte de Max Shatto, de tres años de edad, quien murió el 21 de enero pasado en su casa adoptiva en Texas, EE.UU..

El comisionado de asuntos infantiles ruso, sin embargo, publicó mensajes en la red social Twitter acusando a la madre.

Funcionarios rusos han estado usando la muerte para justificar la reciente prohibición de la adopción de niños rusos por parte de ciudadanos estadounidenses.

Lea también: Rusia y EE.UU. investigan muerte de niño adoptado

Contenido relacionado