Obama inaugura estatua de Rosa Parks

  • 27 febrero 2013
Rosa Parks en Detroit en 1999
Rosa Parks se negó a ceder su asiento a un blanco en 1955, un acto catalizador en la lucha por los derechos civiles en EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, inauguró una estatua en conmemoración de Rosa Parks, una de las líderes del movimento de lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

Parks falleció en 2005 a los 92 años. Cuando el 1 de diciembre de 1955 el chofer de un autobús público en Alabama le exigió que cediera su asiento a una persona blanca y se moviera a la parte de atrás del vehículo, Parks se rehusó.

Su acción desafiante desencadenó un boicot al servicio público de autobuses, que fue liderada por Martin Luther King, entonces un pastor bautista poco conocido.

Al inaugurar la estatua de bronce en el Capitolio en Washington, Obama dijo que el "gesto simple de Rosa Parks cambió a Estados Unidos y al mundo".