Serbia y Kosovo llegan a un acuerdo histórico

Frontera entre Kosovo y Serbia (archivo)

Serbia y Kosovo llegaron a un acuerdo para normalizar sus relaciones, cinco años después de que Kosovo declaró unilateralmente su independencia.

El acuerdo fue sellado en Bruselas luego de meses de negociaciones mediadas por la Unión Europea.

Belgrado se niega a reconocer a Kosovo -su antigua provincia- como un estado independiente.

Pero los corresponsales dicen que es probable que Serbia haya reconocido que el gobierno kosovar tenga autoridad sobre el norte de su país, donde los serbios son la mayoría.

A cambio, se cree que Kosovo acordó darles autonomía a los serbios.

El acuerdo, calificado de histórico, es visto como un paso importante en el proceso de adhesión de Serbia a la Unión Europea.