Iglesia Católica rechaza acusaciones de robo de Evo Morales

  • 27 abril 2013
Virgen de Copacabana, patrona de Bolivia
Image caption La virgen fue despojada de varias de sus joyas de oro y piedras preciosas.

La Iglesia Católica de Bolivia rechazó enérgicamente las acusaciones del presidente Evo Morales en las que afirmó que hay obispos implicados en una serie de robos en iglesias del país.

La Conferencia Episcopal boliviana calificó de inapropiadas las declaraciones del mandatario.

Morales hizo las afirmaciones después de que el lunes fueron robadas las joyas y el oro de una estatua de la Virgen de Copacabana, patrona de Bolivia.

Morales dijo que los obispos tenían las llaves de las iglesias por lo que deben saber quién está detrás del hurto.

El lunes feligreses que visitaban la Basílica de Copacabana, en la población del mismo nombre, encontraron la estatua del santo despojada de 18 de sus valiosas joyas.

Entre los objetos robados está la corona de oro de la Virgen y su hijo, anillos con perlas y piedras preciosas y varias piezas de oro.

Tres miembros del clero se encuentran entre los seis detenidos.

Contenido relacionado