El telescopio Herschel no observará más el Universo

Observatorio Herschel
Image caption Herschel fue uno de los mayores telescopios espaciales jamás lanzados, su espejo de 3,5 m de diámetro capturó perfectamente la luz infrarroja.

Podría leerse como un obituario: las hazañas que logró en sus tres años de misión en el espacio.

"El observatorio espacial Herschel superó todas las expectativas, proporcionándonos un valiosísimo archivo de datos que mantendrá ocupados a los astrónomos durante muchos años", dice Álvaro Himénez de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Y no sólo los astrónomos. Muchos seguirán recordando a este telescopio por las impresionantes imágenes de gas y polvo estelar que logró capturar, las masas nebulosas y filamentos enhebrados que trazan las ubicaciones donde las futuras estrellas se formarán.

Durante el curso de su misión, el observatorio recolectó miles de esas imágenes. Y también logró adquirir información detallada de muchos cuerpos celestes para revelar su composición química.

Pero la misión de más de tres años de observaciones del Universo más frío llegó a su fin el lunes, cuando la ESA anunció que Herschel agotó el helio líquido de su sistema de refrigeración.

La noticia no llegó por sorpresa: la misión comenzó con más de 2.300 litros del gas, que se han estado evaporando lentamente desde el mismo momento en el que se terminó de llenar el depósito del aparato el día antes de su lanzamiento, el 14 de mayo de 2009.

La evaporación del helio líquido era fundamental para mantener los instrumentos del observatorio a una temperatura cercana al cero absoluto, lo que permitió a Herschel observar la cara más fría del Universo con una sensibilidad sin precedentes.

Legado

El telescopio Herschel -que costó US$1.300 millones- fue desde su lanzamiento el observatorio más poderoso de este tipo jamás lanzado.

Capturó miles de imágenes de galaxias en evolución, grandes vistas de ondulantes nubes de polvo de estrellas, así como datos espectrográficos sobre la composición química de las estrellas.

El Herschel registró más de 1.430 días de operaciones, llevando a cabo unas 22.000 horas de observaciones científicas, lo que resultó en un total de 600 artículos académicos hasta ahora.

La información está siendo recopilada en un archivo que será puesto a disposición del público.

Tal como informa la ESA, en las próximas semanas se le realizarán pruebas finales al telescopio antes de permitir que se desplace hacia el Sol.

"Apagaremos el transpondedor y la nave quedará en silencio", dijo Micha Schmidt, el gerente de operaciones de Herschel en la ESA.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.